Paredes, un referente de la infancia

Actualizado
  • 29/06/2014 02:00
Creado
  • 29/06/2014 02:00
En el teatro o en la televisión, el desaparecido actor hizo reír a toda una generación de panameños con sus inolvidables personajes

Miércoles 26 de junio, 7: 00 p.m. A esa hora, en ese día, el actor Aurelio Paredes dejó de existir. Su nombre era conocido en el mundo del teatro y la televisión, pero eran muchos más los que lo conocían como ‘Ponche Crema’ o ‘Tío Yeyo’, dos de los personajes inolvidables que creó a lo largo de su extensa carrera artística, y con los que hizo reír, durante décadas, a infantes y adultos.

Además de participar en 136 obras teatrales, fue una de las figuras cimeras de la radio y la televisión istmeña. Discípulo de Anita Villálaz, Lucho Tapia, su aporte a la cultura panameña es realmente inconmensurable.

De acuerdo con su yerno, Luis De Ycaza, su fallecimiento se dio a raíz de un paro respiratorio. Fue el último en una serie de quebrantos de salud, que se iniciaron hace 7 o 8 años, con dos infartos masivos. Tuvo que seguir viviendo y trabajando con un corazón que ya no funcionaba como antes, situación que se vio agravada por un derrame. Todo esto, sumado a las complicaciones que acompañan a la edad, lo condujeron a su muerte.

Aún así su yerno asegura que se mantenía ‘clarito como el agua’, trabajando esporádicamente como director en el Teatro en Círculo, con el que estuvo involucrado desde su fundación en 1960. Asimismo, durante seis años trabajó en SERTV, hasta que tuvo que abandonar su puesto debido a su precaria salud.

SOBRE LAS TABLAS

En el mundo del teatro, en el que debutó en 1953 con la obra Bendito seas , que se presentó en la Escuela Isabel Herrera de Obaldía, es recordado como un actor y director ‘profesional, talentoso y simpático’, según pala actriz Maritza Diez de Morales. Dirigió 26 de las 136 obras en las que participó.

Según De Ycaza, padre de la cantante Ingrid de Ycaza (nieta de Paredes), al ‘Tío Yeyo’ se le llegó a catalogar como ‘el maestro de los actores en Panamá’. ‘Fue uno de los pilares del teatro panameño’, afirmó Diez de Morales, quien trabajo bajo las órdenes de Paredes en la obra Anillos para una dama .

Su talento sobre las tablas lo llevó más allá de las fronteras panameñas, actuando en montajes en Latinoamérica. ‘En Colombia y Venezuela fue declarado como hijo meritorio y representante de las artes’, indicó su yerno.

Su sensibilidad social lo animó a dictar clases de teatro en el ‘Tutelar de menores’, en la ‘Cárcel de mujeres’ y a un grupo de pensionados de la Caja del Seguro Social.

VOZ SEDUCTORA

Paredes se dio a conocer como una de las voces más célebres de la radio panameña. Era el guionista, director y actor de sus propias radionovelas, con las que suscitaba la admiración del público femenino gracias a su voz.

En televisión, Paredes comenzó su carrera en la década de los sesentas, en RPC, convirtiéndose en un pionero de este medio. Aprendió con los grandes: Tony Fergo, Víctor Martínez Blanco y Harry Iglesias.

Fue el creador del ‘Grupo 21’, que aglutinó a reconocidos artistas del medio local. Su primer éxito fue en el programa el ‘Show de la una’, que se transmitió por TVN .

Con el pasar de los años se iría asociando con Carlos García (‘El chombito Kilroy’, fallecido en mayo pasado) y Néstor de Ycaza (mejor conocido como ‘Juan Carrete’). Con ellos formaría uno de los tríos más célebres de la televisión istmeña. Durante la década de los ochentas alcanzaron la notoriedad, en un programa en el que ‘se metían con todo el mundo’, con un importante contenido social y político, sin ‘caer en la chabacanería’ como algunos programas de la actualidad. Con García y de Ycaza, Paredes conquistaría el horario del mediodía en la televisión panameña.

El personaje de ‘Ponce Crema’, uno de sus más conocidos, nació como parte de un ‘sketch’ en el que Paredes encarnaba a un maleante. Aunque originalmente el nombre del personaje era ‘tutti frutti’, uno de sus compañeros se equivocó y lo llamó ‘Ponche Crema’.

El equívoco sobre el escenario se convertiría en una sensación. Paredes creó un personaje con este nombre, que se vestía con una boina doblada por el medio y unos pantalones ceñidos, que era conocidos con el nombre de ‘boca de rifle’. ‘Ponche Crema’ caló entre los sectores más populares y Paredes cosechó otro éxito.

Pero su personaje más célebre aparecería en los ochentas, en el programa infantil ‘Chiquibum’. Con el ‘Tío Yeyo’ alcanzaría los máximos niveles de rating. ‘Ninguno de estos comunicadores de antaño pisó una universidad, pero tenían vocación. No se trata solo de aparecer en los medios. Hay que transmitir algo’, indicó.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus