¿Quieres descubrir tu pasión? Juega golf

Actualizado
  • 13/06/2020 00:00
Creado
  • 13/06/2020 00:00
Este deporte puede ser comparado con la capacidad de negociación, que es un arte en sí mismo

El golf es una manera de adquirir el equilibrio que a veces se pierde entre las paredes de una oficina. Si te dedicas a algo que amas, no tardarás en convertirte en un ganador.

No pretendo convertirte en un amante del golf, pero, créeme, si tienes la oportunidad de jugar en un hermoso campo, es posible que te conviertas en un gran seguidor, o incluso en un jugador apasionado.

El golf es un juego cerebral. Requiere habilidad y técnica, pero también concentración y capacidad de evaluación. Aprender a maniobrar en este deporte es una gran forma de mejorar las habilidades para los negocios.

El golf puede ser comparado con la capacidad de negociación, que es un arte en sí mismo. El golf es, en esencia, un juego solitario.

El trabajo de un emprendedor, también lo es, por eso me identifico tanto con este deporte.

La pasión se puede definir como entusiasmo a gran escala. Es algo que nos llena y acompaña a todas partes. La gente con pasión nunca se da por vencida, porque sean cuales sean las circunstancias, no pierde las ganas de trabajar.

Y aquí es donde quiero tocar otro punto importante: el ego.

El ego nos ayuda a mantener el equilibrio sobre ciertos aspectos conscientes e inconscientes de nuestra vida. Tener demasiado o poco es desequilibrante. No tener ego es equivalente a no tener fuerza vital y poseer demasiado significa tener una personalidad dictatorial.

Por lo tanto, debes mantener tu ego en un sano equilibrio y te encontrarás mucho mejor contigo mismo y con los que te rodean.

Pero expliquemos cómo funciona el ego. En una discusión, puedes controlar a tu oponente diciéndole simplemente: “Sí, lo que tú quieras”. Haciendo esto, se asume una posición libre de ego, lo cual desmorona a la otra persona. Es como quitarle el viento que empuja las velas. Proporciona la paz mental.

En algunas ocasiones, en lugar de confrontar a una persona tóxica, es mejor retirarse sabiendo qué lugar ocupa uno mismo.

Una frase que leí hace tiempo decía: “No permitas que nadie te lleve a su tormenta, y tráela a tu paz”.

Recuerda, lee mucho, así inviertes en conocimiento; el conocimiento es poder. El uso inteligente de ese poder es crucial en el mundo de los negocios, pero también lo es para la vida personal. Hasta la próxima.

El autor es empresario y escritor.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus