Necroturismo en México: un viaje espiritual con los ancestros

Actualizado
  • 02/11/2022 00:00
Creado
  • 02/11/2022 00:00
Durante una visita a la ciudad de San Luis Potosí, en México, tuvimos la oportunidad de hacer un 'tour' escénico nocturno en el Panteón Municipal del Saucito, que cuenta con leyendas de terror sobre los personajes que ahí reposan
Cementerio El Saucito, espacio de historias, mitos y leyendas.

Los cementerios siempre han estado rodeados de mitos y leyendas, es decir, historias sobrenaturales que les dan un toque de misterio a los camposantos. Pese a ello, debido a la tradición e historia que poseen algunos cementerios del mundo, se han convertido en una atracción turística o en un entorno para el necroturismo.

Durante una visita a la ciudad de San Luis Potosí, en México, tuvimos la oportunidad de hacer un tour escénico nocturno en el Panteón Municipal del Saucito, que cuenta con una infinidad de leyendas de terror entre las que destacan: la muerta de los siete altares, que es muy trágica y cuenta que en una noche solitaria frente al panteón, una mujer vestida de negro y con la cara tapada se bajó de un taxi frente al cementerio, y comienza su peregrinaje.

Mientras caminábamos, cada historia que nos relataba la mujer vestida de negro era cada vez más tenebrosa. La iluminación, el sonido y los personajes de ultratumba, cuya representación escénica era muy surrealista, van apareciendo en los principales monumentos funerarios del panteón, sitio donde reposan los restos de aquellas personas que siguen presentes en la memoria de los vivos. 

A medida que nos adentrábamos en el cementerio, observamos que algunos de los monumentos funerarios son bien suntuosos, y no es para menos; en algunos reposan los restos de personajes ilustres y de renombre de San Luis Potosí, como también de familias adineradas que vivieron en la época de la colonización.

Las luces, el vestuario y demás detalles dan un toque de misticidad al camposanto.

Mientras caminábamos por cada una de las sepulturas, los personajes que aparecían “nos ponían los pelos de punta”, y, es que la noche era cada vez más oscura y tenebrosa, sobre todo por ese vínculo tan fuerte que tiene con la muerte.

De acuerdo con la Dirección de Cultura Municipal de San Luis Potosí, este tour “no apto para nerviosos” crea un lazo entre las culturas ancestrales que veneraban a los que se han ido, dejando recuerdos inolvidables.

Se trata de un lugar cultural y ahora turístico, que ha caracterizado a la tradición mexicana. Las escenas a primera vista parecen algo muy real, donde los difuntos parten en el día, para dejar ver la inmensidad lúgubre y detallista de la arquitectura distintiva de cada mausoleo o tumba existente en el Panteón Municipal del Saucito.

Parte de la infraestructura busca emular la arquitectura gótica y románica, donde incluyen hasta capillas con detalles muy específicos en mármol. Sus manillas y bajos relieves también son un ejemplo de la inspiración en determinado estilo.

Las escenas teatrales hacen del espacio una novedad con gran suspenso.
Más de un siglo de historia

Este cementerio, con 133 años, es uno de los más antiguos de la entidad. En sus inicios, el terreno estaba completamente vacío, pero con el tiempo se fueron incluyendo espacios mortuorios, hasta que fue inaugurado un 16 de septiembre de 1889, como parte de los eventos conmemorativos de la celebración del XCVII aniversario de la independencia de México, pero no fue hasta el 12 de octubre de ese mismo año que abrió sus puertas.

Según el Municipio de San Luis Potosí, el cementerio contaba con un pasillo central a cuyos costados se enterraba a los de primera clase. En esta parte se localizan los principales mausoleos y tumbas de fino mármol. La disposición espacial de los lotes se ordenó en relación con este pasillo, pues las manzanas, ubicadas a los lados, correspondían a segunda, tercera, cuarta, quinta y sexta clase. Por el hecho de pertenecer a esta categoría social es que no existen ahora los restos de sus sepulturas, pues además de que seguramente fueron muy sencillas, la mayoría de los cadáveres fueron exhumados por no estar a perpetuidad.

Los personajes
El turismo de cementerio es uno de los más tradicionales de México.

Uno de los mausoleos más importantes que hay en el cementerio del Saucito es el de la familia Verástegui, que es una capilla funeraria edificada en mármol, cantera mosaico y hierro.

Otra tumba muy famosa es la de Juan del Jarro, cuyo nombre verdadero era Juan de Dios Azíos, un personaje al que se le atribuyó la cualidad de predecir el futuro; falleció en el año de 1859.

Un personaje que no podía faltar es 'la Dama Enlutada' (La que llegó en el taxi en la escena teatral), que muchos dicen haber visto, pero su nombre es desconocido, así como en qué lugar del cementerio se encuentra.

De igual manera está la cripta de la familia Ipiña. Cuenta con una cruz, un obelisco de palma y algunos detalles que hacen referencia a la eternidad. Otras familias que forman parte de la población de difuntos es la de Salvador Nava, la niña Paulet, el exgobernador Carlos Diez Gutiérrez, la familia del Sagrado Corazón de Jesús y los masones.

De modo que si le gusta la ficción y los cuentos paranormales, tiene que visitar San Luis Potosí en su próximo viaje para que disfrute de este recorrido nocturno, lleno de sorpresas, historia y cultura.

El presidente José Raúl Mulino celebró la mañana de este jueves 18 de julio su primera conferencia de prensa matutina en el Palacio de Las Garzas. Mulino...

Lo Nuevo
comments powered by Disqus