El costo del agua entra en debate por posible escasez

Actualizado
  • 14/12/2012 01:00
Creado
  • 14/12/2012 01:00
MADRID. La escasez de agua producto del evidente cambio climático y la presión sobre el recurso por el aumento de la población global ab...

MADRID. La escasez de agua producto del evidente cambio climático y la presión sobre el recurso por el aumento de la población global abre el debate de las tarifas en países con zonas semiáridas, como España, donde los expertos advierten de que se cobra poco por este bien universal.

Un informe divulgado durante la Cumbre de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 18), que se celebró en Doha, puso de evidencia que las reservas de agua en los países del norte de África y Oriente Próximo se reducirán a la mitad en 2050 por el aumento de la población y recomienda un uso racional.

El precio que se paga por tener acceso a este recurso es bajo. El comisario europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik, advirtió de que el precio del vital líquido en España ‘es barato’ en relación al resto de la Unión Europea.

Y la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), en su informe de 2011, recoge tarifas tan dispares como las de Palencia, donde se paga 0,68 euros por metro cúbico, y Murcia, que pide 2,6 euros ($3.40) por el mismo servicio.

El presidente de la Asociación Catalana de Amigos del Agua, Xavier Latorre, criticó esta diferencia, fruto de ‘distintos regímenes’ contables y de una dispersión competencial, ya que cada ayuntamiento es responsable de fijar sus cuotas.

MALA CALIDAD DE SERVICIOS

Además, Latorre destacó que el precio que cada ciudadano abona por el agua no cubre los costos de los servicios, que van desde los financieros a los medioambientales, lo que se traduce generalmente en un ‘mal servicio’, una opinión generalizada en el sector.

Los problemas llegan a medio y largo plazo, sobre todo por el mantenimiento que requieren determinados servicios o equipamientos que terminan por desgastarse o estropearse, como las tuberías.

A medida que ha aumentado el precio del agua —el metro cúbico ha subido 12 céntimos en dos años, de 1,45 ($1.90) euros en 2010 a 1,57 (2.05) euros en 2012—, ha bajado su consumo, es decir, se ha racionalizado su gasto, añadió.

Según los datos de la Encuesta 2012 de Suministro de Agua Potable y Saneamiento en España, elaborada por AEAS, el consumo medio doméstico diario por habitante y día en España es uno de los más bajos de Europa: 126 litros de agua.

COSTOS

Las tarifas sobre el agua se asientan sobre un sistema en el que los precios crecen en función del consumo, quien gasta más, paga más, así que se garantiza ‘una mayor’ eficiencia, aseguró.

En el decálogo para la ‘buena gestión’ del agua de la OCU, se pide mejorar la factura del agua incluyendo una información mas completa, o adoptar una política tarifaria que prime la eficiencia y penalice los consumos excesivos.

A pesar de que los expertos señalan que la subida del agua es inevitable, una cosa es que ese aumento se destine a cubrir los costos y otra que contribuya a que las empresas privadas ‘ganen más’, advirtió Pedro Arrojo, profesor y colaborador de la Fundación Nueva Cultura del Agua.

Para Arrojo, detrás del incremento de precios se esconde, en ocasiones, una ‘gestión oculta’ privada que no ha de entorpecer la prestación de un servicio básico.

El aumento de los precios, aunque ‘necesario’, ha de efectuarse de forma razonable, mediante la aplicación de tarifas progresivas que no afecten demasiado a los más pobres, explicó el profesor.

La tendencia a que el agua aumentar es para todas las regiones aunque esto contradice su objetivo como derecho universal.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus