El deleite de los tomates caseros

Actualizado
  • 10/06/2010 02:00
Creado
  • 10/06/2010 02:00
PANAMÁ. En el corazón de la calle 50, vive Jorge Matsufuji, un legendario promotor ambiental o como él mismo se define, ‘un guardián de ...

PANAMÁ. En el corazón de la calle 50, vive Jorge Matsufuji, un legendario promotor ambiental o como él mismo se define, ‘un guardián de la tierra’.

Como la mayoría de los ambientalistas, él vive en una zona urbana, pero se las arregló para poder tener un huerto.

Hace unos meses su familia decidió no utilizar más la piscina que tenían en la terraza. ‘Hay que ahorrar agua y energía eléctrica, maestro’, argumenta el vétero promotor ecológico. Así que como el espacio de la piscina quedó vacío Matsufuji, tuvo la idea de rellenarlo con tierra y convertirlo en un huerto urbano.

Así obtuvo lo que anhelaba, espacio para sembrar. A comienzos de este año sembró el minihuerto urbano de tomates, ‘es que me gustan mucho, y quería parecerme a la familia Barría’, dice Matsufuji en referencia al humilde hogar de tres hermanos y dos adultos en Herrera, que también han establecido un pequeño huerto familiar, con el apoyo de la fundación Shimatsu que encabeza Matsufuji desde hace tres décadas.

‘Esos son ejemplos de guardianes para mí’, insiste Matsufuji. ‘Ellos y los niños de los huertos escolares en Atalaya, y de la escuela El Rosario en Herrera’, añade.

Esa tarde Matsufuji estaba más contento que de costumbre, había cosechado tomates en su huerto.

‘Es un almuerzo al estilo de los guardianes de la tierra’, explicó poco antes de servir la mesa.

El olor a salsa de tomate deliciosamente condimentada llegaba al patio trasero desde la cocina. Un ingrediente adicional hizo de lo cosechado un platillo envidiable en cualquier restaurante, langostinos.

Los sirvió sumergidos en salsa de tomate con spaghettis y una ensalada de tomates rellenos de aguacate. ‘Hoy vamos a comer como lo hacen los Barría: de su propio huerto’

Lo Nuevo
comments powered by Disqus