Panamá tiene la más baja prevalencia de consumo de tabaco en las Américas

Actualizado
  • 17/11/2014 22:33
Creado
  • 17/11/2014 22:33
La población de 20 a 59 años tuvo una prevalencia cercana al 7 % y la de 15 a 19 años del 2,8%

Panamá se ha colocado como el país con la más baja prevalencia de uso de tabaco en las Américas y el segundo a nivel mundial, destacó hoy el ministro de Salud, Francisco Javier Terrientes.

El titular de Salud se refirió al asunto durante su intervención en la inauguración del Primer Congreso Mundial de Tabaquismo y Enfermedades No Transmisibles que se celebra en Ciudad de Panamá con la participación de expertos de Brasil, EE.UU., Uruguay, México, España y Colombia.

Terrientes indicó que según los resultados de la Encuesta Mundial de Tabaco en Adultos de 2013, Panamá revela una baja prevalencia de uso de tabaco que se estimó en el 6,4 %, siendo en los hombres del 9,7 % y en mujeres de un 3,1 %.

La población de 20 a 59 años tuvo una prevalencia cercana al 7 % y la de 15 a 19 años del 2,8%, mientras los estratos indígena y urbano tuvieron la mayor prevalencia, con 7,2 % y 7,1%, respectivamente.

Detalló que los datos de la encuesta dan cuenta de que el consumo de fumado, que es el principal tipo de consumo nacionalmente, reflejó una prevalencia actual del 6,1 % en general, mientras que para los hombres es del 9,4 % y en las mujeres del 2,8 %.  "Estos datos me permiten indicar que somos el país de la región de las Américas con la más baja prevalencia de uso de tabaco y el segundo en el mundo; solo (después de) Nigeria con 5,5% de prevalencia de uso de tabaco", afirmó Terrientes.

Por otro lado, Terrientes reconoció que hay un nuevo problema que ha surgido en Panamá con la practica de fumar narguilles, arguiles o pipas de agua entre la población más joven.

Terrientes explicó que estos productos contienen tabaco y que una hora de fumar estas pipas representa el consumo de 100 cigarrillos y la exposición 40 veces más de monóxido de carbono.  "Es por ello que urge continuar la aplicación estricta de la Ley 13 de 2008 (antitabaco) e incrementar los mecanismos para el control y vigilancia de su aplicación en todo el país", remarcó.

A raíz de esta Ley, se han tomado una serie de medidas para bajar el consumo del tabaco en Panamá, como incrementar los impuestos de un 32,5 % a un 100 % a los productos como cigarrillos.

También se ha prohibido la publicidad y promoción de productos del tabaco, la declaración de espacios 100 % libres de humo en el sector público y privado, y la aparición de alertas sobre daños a la salud en las cajetillas de cigarrillos.

Las autoridades de salud también estudian la implementación de medidas que prohíban la comercialización en el país de los llamados cigarrillos electrónicos.

El presidente José Raúl Mulino celebró la mañana de este jueves 18 de julio su primera conferencia de prensa matutina en el Palacio de Las Garzas. Mulino...

Lo Nuevo
comments powered by Disqus