La melodía y el ritmo como terapia

Actualizado
  • 22/08/2015 02:00
Creado
  • 22/08/2015 02:00
La musicoterapia es una herramienta poco utilizada en Panamá, que puede beneficiar a distintos grupos con necesidades especiales

Ritmo, melodía, armonía, silencio. Algunos de los elementos que nos permiten adentrarnos en ese espacio envolvente que es la música. Los instrumentos, el cuerpo. Herramientas adicionales para explorar ese mundo de manera más personal.

Con motivo del Festival de Percusión de Centroamérica 2015, que se inició el 20 de agosto y culmina hoy, visita nuestro país Remo D. Belli, el fundador de Remo, Inc., compañía que produce instrumentos de percusión y sus accesorios.

Pero además de empresario, Belli es percusionista profesional, inventor y educador. Uno de sus intereses principales es el uso de la música como terapia para grupos con necesidades especiales, tal como las personas con autismo.

‘En los últimos 25 años he invertido tiempo, energía y recursos para apoyar la investigación... junto con la ciencia hemos desarrollado instrumentos útiles para aquellos que cuidan de personas con necesidades especiales', explica Belli.

Por ejemplo, destaca los instrumentos con su tecnología ‘Comfort Sound', que producen un sonido enfocado y controlado, accesible a individuos con sensibilidades al sonido, como aquellos con Alzheimer o autismo.

Durante su estancia en Panamá, Belli se reunió con musicoterapeutas y grupos que trabajan con autismo y otras discapacidades en el país. Además, ayer participó en una dinámica con instrumentos de percusión que dirige el músico panameño Alfredo Hidrovo en el Hogar Luz y Vida. Hoy, entre 2:30 y 4:30pm ofrece su clase magistral en el Museo del Canal Interoceánico.

MUSICOTERAPIA EN PANAMÁ

La musicoterapia apenas está dando sus primeros pasitos en Panamá, aunque ya en otras partes del mundo es una disciplina muy reconocida y utilizada.

El pasado enero, en el marco del Panamá Jazz Festival, se realizó el tercer Simposio Latinoamericano de Musicoterapia, en el cual participaron una variedad de musicoterapeutas internacionalmente reconocidos, pero también una de las pioneras en impulsar este campo en nuestro país.

Se trata de Sandra Schvetz, argentina radicada en el istmo desde el 2007, y quien se se especializa en la rehabilitación de niños con habilidades especiales a través de la musicoterapia.

Ella sostiene que este tipo de terapia promueve la comunicación, la interrelación, el aprendizaje y la expresión, entre otras cosas.

‘Los musicoterapeutas trabajamos con la conducta del ser humano', indica Schvetz. ‘A partir de allí, creamos un vínculo con el paciente a través de un objeto sonoro y se desarrolla la comunicación con él'.

La musicoterapeuta, que obtuvo sus títulos en la Universidad de Medicina del Salvador, Argentina. y en el Instituto Keren Haram de Israel, subraya que sus pacientes con autismo, gracias a la estimulación musical, ‘van incorporando más lenguaje verbal, corrigiendo la mala dicción y aumentando de alguna manera su capacidad para la comunicación'.

Sin embargo, aclara que siempre el buen resultado de una terapia en pacientes con trastornos se da ‘cuando se hace un buen trabajo interdisciplinario'. Es decir, cuando los demás terapeutas y profesionales de la salud hacen un trabajo en conjunto por el paciente.

Como parte de sus futuros proyectos, Schvetz está a cargo del proyecto de inserción de musicoterapia en Panamá en el Instituto Panameño de Habilitación Especial (IPHE), el cual espera tener desarrollado para el próximo año.

==========

INNOVACIÓN MUSICAL Y SOCIAL

El renacentista de la industria musical

Remo Belli empezó como percusionista cuando cursaba el octavo grado en la escuela. Más adelante en su carrera profesional fundó Remo, Inc., la compañía que desarrolló la tecnología tras los parches de instrumentos de percusión sintéticos, RemoWeatherKing, que rápidamente se convirtieron en el estándar de la industria. Antes se utilizaban pieles de animales que eran ‘inconsistentes y susceptibles a las condiciones climáticas: calor, humedad, lluvia, frio', expresa Belli. Esto le permitió a la industria del rock and roll crecer y florecer, puesto que no solo brindaba uniformidad de sonido, sino que con pieles de animales no se habrían podido producir tantos instrumentos de percusión.

Pero además de empresario e inventor, Belli se interesó por la musicoterapia y el desarrollo de herramientas para este fin, gracias a la influencia de su esposa Ami, quien es una médico apasionada por la medicina integrativa.

‘La industria de los productos musicales siempre ha promovido el tocar los instrumentos musicales. Esto funciona bien con una población reducida', indica Belli. ‘Nosotros demostramos cómo usar un instrumento (la percusión), para lograr otros objetivos'.

Hoy en día, Belli está involucrado en programas recreativos y de modificación de conducta en escuelas, en poblaciones con discapacidad, y programas sociales para reclusos y militares que han regresado'.

El llamado ‘hombre del renacimiento' de la industria de productos musicales, considera que lo más gratificante de su larga carrera ha sido reflexionar sobre cómo su trabajo le ha hecho la vida más fácil a millones de personas.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus