Temas Especiales

06 de Mar de 2021

Café Estrella

El precio de la libertad

PANAMÁ. Las razones por las cuales un joven quiera ser independiente pueden ser muchas. Por trabajo, estudios; por llegar a una edad en ...

PANAMÁ. Las razones por las cuales un joven quiera ser independiente pueden ser muchas. Por trabajo, estudios; por llegar a una edad en la que sus decisiones son cuartadas por sus padres —a pesar de que tengan madurez para asumir sus responsabilidades—, o por simple capricho, a manera de experimento. Esta última razón es calificada por la psicól oga Carmen Anguizola como la responsable de la mayoría de los fracasos en los procesos de independencia de los jóvenes, dando como resultados consecuencias desfavorables tanto para el individuo como para la familia, a la que terminan volviendo para empezar nuevamente a construir su futuro.

PROCESOS

De acuerdo con el también psicólogo, Luis Carlos Arango ‘No existe’ una edad establecida para que los jóvenes puedan independizarse, más bien se trata de una cuestión de actitud. ‘Es más que todo de contar con el grado de madurez necesario para afrontar las responsabilidades que conlleva vivir solos o compartir la vivienda con amigos o familiares con edades similares. Pero al fin de cuentas alejados de sus padres, quienes ya no estarán para prevenirle de los peligros de la vida’, aseguró el licenciado.

Entre los aspectos mencionados por Arango como fundamentales para que un joven pueda separarse del seno familiar y poder iniciar una vida independientes están contar con una economía estable, con la que pueda cubrir todos sus gastos.

‘Una de las cosas más importantes es que tenga cómo sobrevivir, para que en un par de meses no tenga que recurrir a sus padres porque se ha quedado sin recursos. Eso no es independencia, así que eso es lo fundamental. Que busque trabajo primero, o que se consiga una beca que cubra todo eso, si es que aún está estudiando’, aseguró Arango.

Por su parte Anguizola mencionó que’, si no se cuenta con un título universitario, la adquisición de un trabajo que genere los ingresos necesarios para una independencia sin complicaciones, es un poco complicado en los últimos tiempos. ‘Los chicos deben comprender que ahora piden más requisitos para dar un trabajo y si no se tiene conocimientos de algo, es difícil. Así que si quieren independizarse antes de graduarse deben desarrollar otras habilidades de su vida, haber hecho cursos que cetifíquen sus conocimientos. Solo así conseguirá un oficio en el que la paga sea buena y no tenga problemas más adelante.

MADUREZ

En Estados Unidos, a los jóvenes se les permite conducir a los 16 años, pueden salir de sus casa a los 18 sin ninguna objeción de los padres, pero no es hasta los 21 cuando se les permite ingerir bebidas alcohólicas, ayudando de esa manera a controlar las acciones de los jóvenes fuera de casa.

En el caso de Panamá en donde las leyes establecen como la mayoría de edad los 18 años, los jóvenes son más propensos a dejarse llevar por las masas y descarrearse, sin embargo ‘antes de salir del techo de sus padres deben demostrar que son capaces de tomar buenas decisiones, tener sus metas establecidas y contar con la fortaleza para soportar las adversidades que se le presenten. Porque en ningún lado dice que porque decides ser independiente te va a salir todo de maravillas. Hay que ser fuerte y perseverante, comentó Anguizola.