Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Café Estrella

La austeridad exquisita de Jorge Drexler

L e canta a la melancolía, pero no se declara un tipo melancólico; también lo hace a la alegría, pero tampoco demuestra una euforia des...

L e canta a la melancolía, pero no se declara un tipo melancólico; también lo hace a la alegría, pero tampoco demuestra una euforia desmedida ni sobre el escenario ni fuera de el. El músico uruguayo Jorge Drexler, que hoy compartirá su amplio repertorio en el Ateneo de Ciudad del Saber desde las 8:00 pm, es un claro ejemplo de un artista que ha logrado fusionar el folclore de su tierra con la música contemporáneos del mundo entero. Y esto lo logra casi sin esforzarse. O al menos no se nota en lo absoluto.

Acompañando a la poesía de sus líricas, que hablan de amor, del olvido, del desencuentro, del exilio y la sociedad, están esos acordes tan austeros mas no fáciles, cuya sencillez hace aún más interesante la propuesta de este músico de 47 años, quién, además es médico especializado en otorrinolaringología.

Cuando uno escucha cualquier disco de Drexler, desde con el que debutó en 1992 ‘La luz que sabe robar’ hasta el más reciente del 2010 ‘Amar la trama’, que tuvo cuatro nominaciones a los Grammy Latinos, podrá notar la fascinante facilidad que tiene para lograr reinventarse y experimentar sin salir totalmente del mismo estilo tranquilo y agradable que lo caracteriza, que da lugar a la reflexión, disfrutable en cualquiera de sus aspectos.

Su guitarra española, fiel compañera de viajes y materia primera de su música, habla con ternura entre bossa nova, zamba, floclore, folk y pop, hasta con un dejo de baladas de rock tranquilo. Drexler es uno de esos cantautores del que cualquiera podría decir que ‘no es nada nuevo’, pero sin lograr compararlo o asimilarlo con otro. No rompe esquemas, y prioriza lo bueno y simple a lo nuevo y rebuscado.

‘Componer es un momento de cuestionamiento, euforia y depresión. Una vez que abrís una canción, no tenés más remedio que terminarla. Si no la sensación es de coitus interruptus, horripilante, no te deja dormir. Y cuando lo resolvés..., no quiero continuar con la analogía, pero sí: es como muy bueno, una intensa sensación placentera, de enorme gratificación y de contacto con lo divino’, Jorge Drexler en entrevista a ‘Hecho en Buenos Aires’.

El cantautor panameño Carlos Méndez será el encargado de abrir el telón de lo que se presenta como una noche de poesía cantada y ‘música para los oídos’ —en todo el sentido del refrán. Después llegará Drexler y se espera que toque aproximadamente una hora y media, aunque a él le gusta conversar con el público y satisfacer peticiones de lo que quieren escuchar, una muestra clara de la sencillez musical y personal de este músico que se ganó un Oscar en 2005. Sin más preámbulo, acérquese hoy al Ateneo de Ciudad del Saber disfrute de un espectáculo íntimo sin precedente alguno en Panamá.

PERIODISTA