Temas Especiales

25 de Nov de 2020

Café Estrella

Añoranzas y secretos previo al IFF Panamá

PANAMÁ. ‘Con esa película me gané por primera vez un premio como mejor actor’, comentó el cantautor y actor panameño Rubén Blades en ref...

PANAMÁ. ‘Con esa película me gané por primera vez un premio como mejor actor’, comentó el cantautor y actor panameño Rubén Blades en referencia a su actuación en la película Dead Man Out (Hombre muerto) de 1989, durante la conferencia de prensa del Festival Internacional de Cine de Panamá, en la cual compartió la mesa con Pablo Berger, productor de la película española Blancanieves, cinta que se llevó 10 premios Goya este 2013; y Geraldine Chaplin, la hija de la leyenda del cine mudo Charlie Chaplin.

Para el panameño, volver a ver la película que él protagonizó tiene un gran significado, porque cuando la hizo fue una experiencia muy buena. ‘Es el mejor trabajo que he hecho en términos de libreto. El tema era un argumento sobre la moralidad y la racionalidad de la pena de muerte. Verla nuevamente va a ser un reencuentro con esa primera sensación y recordaré el momento que gané el premio Ace Awards’, afirmó Blades.

HABLAN SOBRE SUS CINTAS

El cineasta español, Pablo Berger aprovechó para recordarle al público que el cine nace como una expresión artística diferenciadora del teatro por narrar con imágenes y de lo bueno e impresionante que es el cine mudo, y más si es en blanco y negro, como su última cinta, Blancanieves.

Para el español, el cine mudo h ace que el espectador participe más, ‘de alguna manera el espectador completa la película, los diálogos y el hecho de que sea en blanco y negro le da completamente un giro a la imaginación. Creo que la persona, al final del viaje, puede quedar hipnotizado y creo que yo como espectador soy aficionado al cine mudo y quería compartirlo de alguna manera con el público’, expresó.

Berger contó que él no hizo Blancanieves para que la vieran los cinéfilos, ni mucho menos pensando en el qué dirán. ‘Yo siempre he creído en la era dorada del cine mudo [Hasta finales de la década de 1920] y de alguna manera recuperarla para el gran público y llenar una gran sala de cine, es algo maravilloso y yo sé que Blancanieves, The Artist y otras películas mudas que están por venir van a deleitar al público’, dijo el cineasta.

El español quiso despejar los rumores que surgieron sobre la realización de una segunda parte de Blancanieves. ‘No voy a hacer una segunda parte, el final de la película es un final abierto a la interpretación. A mí me gusta acabar las películas de tal manera que siga teniendo vida, como la plata, que siga creciendo, que se quede dentro del espectador’, manifestó.

Geraldine Chaplin, quien se desenvuelve como actriz principalmente en España, dónde inició su carrera profesional, expresó que El Chico, película de la cual ella ofrecerá un conversatorio el día de hoy a las 3:30 p.m., en Cinépolis Multiplaza, fue la película que más la ha llenado.

‘Porque desde pequeña la he visto y me he identificado totalmente con el niño, yo siempre decía que quería tener un padre así y no me daba cuenta de que ese en realidad era mi padre. No me canso de verla’, señaló.

Chaplin hizo su intervención dejando claro que, en su opinión muy personal, en este momento en América Latina ‘hay un cine extraordinario, yo creo que hay ese cine que me gusta. El cine bueno ahora es de este continente’, aseguró.

En esta aseveración la acompañó Berger, quien también aceptó que la producción está creciendo en este lado del Atlántico y curiosamente en España está decreciendo. ‘Tengo muchos compañeros, directores, productores y actores que están mirando para América, y aquí nos están ayudando a nosotros. Por supuesto que haría una película en Panamá. Este es un país en el que las localizaciones son maravillosas y estoy deseando volver’, dijo.

La hija del reconocido Charlie Chaplin manifestó que hay dos producciones que ansía ver durante este festival, el documental Reinas (Panamá) de Ana Endara y el filme El Limpiador (Perú) de Adrián Saba.

Como parte de su trabajo, Chaplin contó muy emocionada que a finales de año irá a grabar una cinta en República Dominicana, ‘es un orgullo muy grande’, expresó.

El curso de la conferencia cambió repentinamente cuando uno de los presentes le preguntó a Chaplin sobre la diferencia entre las películas con muchos efectos especiales y las películas sin efectos. ‘Hay dos tipos de películas, las películas buenas y las películas malas, aunque también hay otro tipo de películas, en la que los productores invierten para ver cuántos traseros pueden poner en los asientos un fin de semana, esas no las voy a ver nunca’, comentó entre risas.

LAS MALAS EXPERIENCIAS

Faltando pocos minutos para que la conferencia terminara, una pregunta hizo que las tres estrellas recordaran sus peores momento en la escena del séptimo arte. El primero que hizo remembranza fue Blades, quien sin pensarlo, reveló cuál fue su peor película.

‘La primera película que yo hice fue la más mala de todos los tiempos The Last Fight (1983), yo grabé porque el objetivo después era vender un disco, pero después de ver eso me dije: ‘más nunca vuelvo a hacer cine’. Fue algo horroroso, pero me divertí haciéndola’, expresó el actor y cantautor.

Por su parte, Chaplin, quien aseguró haber actuado ya en 140 películas, aceptó haber actuado en una gran cantidad de películas ‘malas y pésimas’. ‘Cada vez que hago una película pienso que es la mejor película del mundo’, dijo.

Berger, aceptó que tiene pocas películas, pero antes de contar su anécdota quiso dejar claro que le cuesta ser crítico con otros directores, porque piensa que hacer una película ya es un reto.

‘Los productores y los directores nunca quieren hacer una mala película, siempre nos levantamos muy temprano para trabajar en la gran obra maestra’, señaló.

‘Mi peor trabajo fue un contometraje, que nadie ha visto y que nadie verá, lo hice cuando tenía 18 años. Lo bueno de esto fue que cuando escuché ese sonido de la película, dejé por sentado que era cine lo que quería hacer el resto de mi vida ’, concluyó Berger.