Temas Especiales

29 de May de 2020

Ciencia

En Panamá, la posible cura

Científicos trabajan en la creación de un nuevo fármaco contra la malaria y el cáncer

En las provincias de Panamá y Darién es donde se encuentra la mayor cantidad de casos registrados de malaria, allí la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que las estadísticas alcanzan el 70% de todos los casos reportados en Panamá.

Por esas cifras, hoy día la científica panameña Carmenza Spadafora concentra su investigación en descubrir por qué las células contagiadas con malaria, mueren al entrar en contacto con los hongos del perezoso de dos dedos.

‘Hemos encontrado actividad de más del 75% de muerte, en por lo menos 10 extractos que venían de perezosos’, explica Spadafora.

Estos resultados no son casualidad, ella explica que dichos hongos han logrado matar, exclusivamente, a los parásitos propagadores de la malaria y no a otras enfermedades tropicales presentes en Panamá como la Enfermedad de Chagas y Leishmaniasis, evento que asegura le llama mucho la atención.

‘Estos resultados son muy especializados, por lo que nos da esperanza de que no va a afectar algún tipo de proceso bioquímico del ser humano, ya que ataca compuestos específicos de la malaria’, afirma la científica.

Esta investigación está en ciernes, por lo que es muy prematuro hablar de una cura final, pero lo observado hasta el momento logra evidenciar un camino prometedor, sobre todo cuando dichos hongos logran vencer a uno de los mayores aliados de esa enfermedad tropical, la cloroquina.

‘Los resultados de los exámenes mostraron que algunos de estos hongos tienen perfiles de actividad únicos, lo que sugiere que se pueden hacer nuevas clases de antibióticos, lo cual es emocionante, porque muchos de los antibióticos existentes sufren de niveles significativos de resistencia en la clínica’, explica a el diario La Estrella de Panamá, Roger Linington, investigador de la Universidad de Santa Cruz, California.

La cloroquina fue uno de los primeros medicamentos utilizados para combatir la malaria, su accesibilidad llevó que los afectados pudieran consumirla de manera indiscriminada, provocando la mutación y resistencia del virus, razón por la que luego de un tiempo fue inútil combatir la malaria con ese medicamento.

las investigaciones acerca de la malaria continuarán su curso, los científicos están aspirando en poder sintetizar químicamente todos los procesos para permitirles la creación de un píldora curativa.

Sin embargo, para llegar hasta ese punto requieren probar dichos hongos ante la poderosa resistencia de ratones, si ellos logran superar esa etapa, la cura definitiva para la malaria podría estar muy cerca.

El equipo que adelanta estos ensayos está conformado por un grupo de científicos de Panamá, Irlanda y Estados Unidos.