Temas Especiales

06 de Apr de 2020

Cine

Adiós al ‘último emperador' del cine italiano

Bernardo Bertolucci, autor de obras maestras como ‘El último tango en París', ‘Novecento' o ‘El último emperador', murió a los 77 años, en Roma

Adiós al ‘último emperador' del cine italiano
Adiós al ‘último emperador' del cine italiano

‘Se ha marchado mi ‘último emperador', que se sentía como un ‘ratón en el queso”, escribió en una emotiva carta una de las musas del director, Stefania Sandrelli. Y es que la muerte de Bernardo Bertolucci ha conmocionado a su alrededor y al mundo de la cultura. El cineasta italiano, destacada figura de la cinematografía italiana de la segunda mitad del siglo XX, falleció en Roma a los 77 años. El italiano se encontraba en su residencia en el barrio romano de Trastevere cuando sufrió una crisis respiratoria que no pudo superar.

Bertolucci fue el padre de numerosas películas de éxito, algunas de las cuales suscitaron grandes polémicas, en especial el Último tango en París. Otra de sus obras maestras también fue El último emperador , que ganó nueve Óscar, incluyendo el de mejor director, y Novecento , filme con el que afrontó la historia de Italia entre fascismo y comunismo.

En el 2007, fue premiado con el León de Oro a la carrera en el Festival de cine de Venecia. El mismo reconocimiento lo obtuvo en el 2011 con la Palma de Oro de honor en el Festival de Cannes.

Bertolucci ha reconocido siempre que se vio particularmente influenciado por Pier Paolo Pasolini, del que fue asistente al inicio de su carrera. Con El último tango en París , cine de transgresión, obtuvo fama internacional, pero también fue centro de polémica por una escena sexual entre Marlon Brando y Maria Schneider, que fue censurada cuando la película salió en 1972. Bertolucci sufrió incluso una condena por ofender el ‘sentido común del pudor', perdiendo los derechos civiles durante cinco años. Los tiempos cambiaron y también la moral pública, por lo que en 1987 la película dejó de estar bajo secuestro, según reseña el diario ABC .

La fama internacional que le dio El último tango en París le permitió a Bertolucci, en 1976, en años en que era dominante una cierta cultura de izquierda, dirigir Novecento , un filme épico con aire hollywoodiano, con grandes nombres del cine internacional, que cuenta de forma audaz y ambiciosa cincuenta años de historia italiana. Otras películas de notable éxito fueron El conformista , El té en el desierto y Pequeño Buda .

Pero Bertolucci no solo transitaba en el camino de la gran pantalla. Nacido en Parma, en 1940, hijo del poeta Attilio Bertolucci, amigo de Pasolini, el italiano fue un amante de la literatura, de la poesía, y llegó a ganar el Premio Viareggio de literatura con solo 20 años. Una visión literaria que hizo que sus películas tuviesen un gran contenido visual y un peso poético constante.

DESPEDIDA

Actores, directores y escritores han querido recordar al gran maestro, último representante del neorrealismo italiano.

Uno de sus colegas, Franco Zeffirelli, lamentó tener que ‘decir adiós a un queridísimo amigo y director de gran talento como Bernardo Bertolucci, que con su trabajo consiguió transportarnos a dimensiones artísticas únicas'.

El director de la famosa película La vida es bella , Roberto Benigni, compartió en un comunicado el ‘dolor inmenso' por la muerte del cineasta, al que consideró ‘el más grande de todos, el último emperador del cine italiano'. Para Benigni, Bertolucci era ‘un amigo fraterno, amoroso, inteligente, lleno de genio, imprevisible, rigurosísimo e implacable en el decir siempre la verdad'. ‘Su cine permanecerá entre las maravillas del siglo XX'.

Por su parte, el director británico Terry Gillian recordó cómo hace solo unos meses se había reunido con el cineasta para discutir sobre su próxima película. ‘Estaba lleno de vida y entusiasmo. Para mí ha sido una inspiración permanente', escribió en su cuenta de Instagram.

La capilla ardiente del cineasta será abierta al público hasta hoy en la capital italiana, según informaron los medios europeos.

Más tarde, será despedido en una íntima ceremonia de carácter privado, según comunicó la familia.