Temas Especiales

23 de Nov de 2020

Cine

‘El cine, una herramienta que permite dar voz a las personas'

Para el director y cineasta panameño Alberto Serra, el sétimo arte ha sido una ventana abierta a la denuncia social y un espacio clave para las voces que muchos pretenden silenciar

Alberto Serra, director de cine panameño, ha logrado movilizar la conciencia social en torno a realidades que parecen tan vivas como silentes.

En 2018, a través de la cinta ‘Sin Voz' , demostró que en el cine local es posible retratar historias reales y de alto impacto. La producción, basada en hechos auténticos y cuyo objetivo es crear conciencia sobre el abuso infantil, fue estrenada en Panamá el 13 de septiembre de 2018.

Gracias a este proyecto, se concretó no solo el nacimiento de la fundación que hace honor al nombre de la cinta, sino importantes alianzas como la establecida con Ricky Martin Foundation y la creación de una campaña de concienciación a la que se sumaron figuras como Omar Alfanno, embajador cultural de Panamá, a través de las redes sociales.

El filme de 89 minutos cuenta el transitar de Adela, una joven que decide escapar de su pueblo como resultado del abuso al que fue sometida. Tras ser remitida a un hogar de ayuda, la mujer asume nuevos desafíos al ser el blanco de una red de explotación sexual.

‘El proyecto surgió hace diez años, la actriz principal es una gran amiga, que trabaja con fundaciones que atienden a niñas con embarazos no deseados por abuso infantil', explica Serra.

‘‘Sin Voz' no es el primer proyecto de este tipo, con ‘La Fuerza del Balón' le damos visibilidad al deportista y con ‘Secuestro Deportivo' , mostramos la afectación del mal manejo de los fondos en el deporte', comenta.

De hecho, lo que es hoy día un movimiento integrado por la Fundación Sin Voz, nace con la idea del film, además ‘el cine es la herramienta que permite dar voz a las personas', expresa.

‘Con nuestros audiovisuales creamos un espejo para que la gente se vea, tenga memoria y queden impresas las historias que no encontrarán en Internet', apunta.

UNA IDEA INTEGRAL

El 27 de marzo, la Fundación Sin Voz recibió la personería jurídica mediante un acto simbólico realizado en el Ministerio de Gobierno. La entrega del documento fue ejecutada por el titular de la cartera, Carlos Rubio, a la presidenta y representante legal de la fundación, María Cecilia Arias.

Desde su conceptualización y creación, la fundación busca crear conciencia, además de sensibilizar y educar a los ciudadanos sobre los peligros de la explotación sexual comercial, el abuso infantil y la importancia de la preservación del medio ambiente.

Junto a la Fundación Ricky Martin —dedicada a denunciar la trata de personas y a educar sobre su existencia—, la fundación realiza giras escolares y han llegado ‘a más de 2,500 niños en el Istmo al replicar las iniciativas educativas sobre la trata de personas', explica el cineasta.

‘Encontramos la posibilidad de gestionar una campaña que sirviera de soporte, atacando socialmente desde dos frentes y que perdurara más allá del estreno de la película', destaca.

‘Cuando inició el proyecto de Sin Voz , mi socia y productora, María Cecilia Arias, hizo las gestiones para que la campaña fuese de mayor envergadura', cuenta.

‘Como profesional ha estado a cargo de una gestión que ha permitido cristalizar alianzas en pro de la capacitación de docentes en la materia', añade.

INTERNACIONALIZACIÓN

Tras un arduo y consistente trabajo, Serra ha logrado enorgullecer a su país. Luego de ser premiado en el Festival de Palermo por el documental ‘La Fuerza del Balón' (obtuvo el Paladino D' Oro a mejor película en Italia en 2017), confiesa que junto a su equipo ha trabajado ‘por la construcción de un nombre en otros países'.

Con esta producción , Serra alcanzó el mayor número de nominaciones (9) en los 39 años del festival. ‘La mayor dificultad de nuestras historias es lograr su ingreso a otros mercados; la realidad es que Panamá no funciona para desarrollarnos, sino como plataforma', afirma.

Recalca que ‘los territorios que nos han abierto las puertas han sido Inglaterra, España, Rusia e incluso, Estados Unidos', explica.

PANAMÁ

Sobre el escenario local, el cineasta asegura que ‘en general la industria necesita más trabajo. Deberíamos tener más proyectos rodando, más sets , más filmaciones'.

‘Hoy día el cine panameño está en la parte baja de la curva de aprendizaje; estamos muy abajo todavía y de allí solo se sale filmando', afirma.

‘En este mundo se sale a flote en el set ; puedes ir a treinta mil escuelas o hacer miles de cursos, pero si no estás grabando y en modo guerra, todo se hace cuesta arriba; es una realidad que enfrentan los directores, actores, productores, al equipo de arte y vestuario; si no tienes un buen volumen de trabajo es difícil', remarca.

‘Este año tuvimos la suerte de ganar el Concurso Fondo Cine con una película de terror, basada en las leyendas del campo en Panamá', comenta.

De acuerdo con Serra, el Concurso Fondo Cine ha sido un estímulo para la producción local; surgió en un momento en el que ‘el Gobierno se alineó con la gente para escuchar sus demandas'; sin embargo, ha habido situaciones internas que deben ser resueltas, como la desorganización.

Para enfrentar la falta de apoyo hacia la cultura y el cine local, refiere que los artistas se han

Unido en el ejercicio de presión, pero ‘mientras tengamos líderes políticos sin interés, es imposible que se desarrolle la industria porque debe haber gestiones culturales que corresponden a los entes gubernamentales', aclara.

Actualmente, Serra trabaja en la filmación del largometraje y documental ‘Chico Heron y el Último 42', un trabajo desde el cual dará vida al scouter (Carlos Heron) panameño que llevó a Mariano Rivera a los Yankees de Nueva York. ‘Fue un jugador nacido en Bocas del Toro que, con 17 años, se convirtió en el primer jugador de color en Misisipi, Estados Unidos (1953), rompiendo la barrera y la segregación hacia la gente de color. Él logró crear una revolución en Misisipi, uno de los estados más racistas para la época'.

El documental se estrenará el 21 de julio, el mismo día de la entrada de Mariano Rivera al salón de la fama.

‘También haremos la versión en largometraje de ‘Secuestro Deportivo'; posteriormente, ‘La Granja' y dos coproducciones con España de películas asociadas a piratas', expresa.

Aunque es optimista, Serra espera que en veinte años las primeras películas panameñas sean parte de grandes festivales como el de San Sebastián, Cannes, el Festival Internacional de Cine de Berlín, trazando un camino a los premios Óscar y Goya. ‘Abner Benaim dio un gran paso con la película de Rubén, nominada en la categoría de película documental en los Premios Platino', comenta.

Alberto Serra es director y productor de cine y televisión. Fundó Windmill Productions. Su filmografía incluye La Isla del Diablo (2008), Sin Voz (2017) y La Fuerza del Balón (2017).

‘Con nuestros audiovisuales creamos un espejo para que la gente se vea, tenga memoria y queden impresas las historias que no encontrarán en Internet',

ALBERTO SERRA

DIRECTOR DE CINE