Temas Especiales

27 de Jan de 2021

Cine

'Death to 2020', las memorias más impactantes del año

De forma cómica e irreverente, el nuevo documental de los cineastas Charlie Brooke y Annabel Jones hace un recuento ligero de los momentos de mayor importancia en 2020. El humor satírico y las parodias son sus pilares, además de presentar una gama de artistas de élite para un pantallazo de temas variados

Samuel L. Jackson rescata parte de la cinta al brindar respuestas propias frente a los eventos de 2020, con su humor seco característico.Netflix

Desde la alarma de una posible Tercera Guerra Mundial en enero, pasando por las marchas de lucha contra la brutalidad policial, hasta la Navidad más extraña en medio de una pandemia, el año 2020 se podría considerar como uno de los más complejos de la historia moderna. Muchos de los momentos que pasamos dentro de sus 12 meses figurarán en la historia futura como memorables o caóticos en la sociedad mundial, al ser vistos a través del lente de cineastas, documentalistas y creadores de contenido multimedia en diversas plataformas.

Con la industria pujante del cine en streaming, los documentales de parodia (o 'mockumentary', como se les conoce en inglés) han logrado captar la atención de quienes buscan algo más relajado y menos dramático en medio del catálogo de títulos de entretenimiento. Dentro de este sector se lanzó el documental Death to 2020, bajo el lente de los cineastas Charlie Brooke (director de Black Mirror en Netflix) y Annabel Jones, como una narración repetitiva de lo peor que sucedió en este fatídico año.

Al sentarnos a ver este título, disponible en Netflix desde el 27 de diciembre pasado, recibimos un resumen de una hora sobre lo que ya vivimos, de la mano de artistas como Hugh Grant , Cristin Milioti, Samuel L. Jackson, Leslie Jones, Lisa Kudrow, Tracey Ullman, y más.

Con momentos de humor sarcástico, el documental se centra en mostrar un lado no tan sensible ante las tragedias, con un toque de ligereza que se puede comparar con un tuit mal escrito.

Dentro de los comentarios tintados con medias verdades y bromas que podrían parecer insensibles al ojo de un espectador común, se deja ver algo aún peor: el desánimo de los propios actores. Todos con nombres falsos y siendo personificaciones de algunos de los estereotipos más sonados en los últimos años –vemos a Grant como un historiador sutilmente racista, Milioti se presenta como una madre ensimismada y extraña, Kudrow es una agente de comunicaciones presidencial de ala izquierda extrema y Ullman hace una representación vana de la reina Isabel II que podría haberse grabado en un día y sin muchas repeticiones–.

Las dramatizaciones cómicas no dan en el blanco muchas veces y el documental falso hace honor a su género, ya que tanto las actuaciones como parte de la información presentada puede caer en el catálogo de falso e innecesario. Pese a su corta duración, es agotadora la presencia de actores y actrices que, en general, nos divierten o conmueven en otras producciones, pero que durante una hora nos hacen sentir que estamos reviviendo 2020, pero de la peor manera y sin tregua.

La comediante Leslie Jones se muestra como una socióloga que desprecia a los 'no inteligentes' y expresa un leve nivel de empatía.Netflix

Uno de los principales problemas con la cinta de Brooke y Jones es la falta de sutileza ante los eventos trágicos que sucedieron durante 2020 y que podrían tener un efecto colateral en 2021.

Más de 1,75 millones de personas han muerto debido a la covid-19 en el mundo, especies se han perdido en los incendios forestales de Australia, Brasil y California (EE.UU.) y el mundo atraviesa por una de las crisis económicas y sanitarias más colapsantes en la historia moderna. Combinar estos elementos con chistes y respuestas vanas es una receta desastrosa.

Además, gran parte de la cinta se dedica a recordarnos las marchas del colectivo de 'Black Lives Matters' por la muerte de George Floyd y Breanna Taylor a manos de policías estadounidenses y hacer (aún más) comentarios denigrantes al presidente de EE.UU. Donald Trump durante sus debates con el presidente electo Joe Biden, siendo una mirada superficial a lo que realmente significó este momento de la historia.

El uso del recurso de grabaciones reales de noticieros e imágenes de archivo público o gubernamental hizo que se viera aún más el contraste del caos real con la exagerada actuación de los personajes, lo que dio un sentido de burla más que de una comedia superficial. Quizás exista un público para este tipo de producciones.

La actriz Tracy Ullman presenta una versión ensimismada de la reina Isabel II, como una parodia mal lograda.Netflix

Entre las actuaciones que se pueden rescatar se encuentra la de Samuel L. Jackson, quien personifica al reportero Dash Brakcet, pero que realmente es Jackson hablando de lo que él piensa acerca de cada tema presentado, por lo que sus intervenciones son las más frescas dentro de la cinta. Así mismo, Lisa Kudrow, quien actúa como una 'vocera no oficial' de la Casa Blanca, niega completamente cualquier enunciado verdadero y se muestra extremadamente leal a Trump, haciendo una presentación cómica y exagerada que va en armonía con sus respuestas, sin llegar a ser de mal gusto.

En sí, Death to 2020 no llega a cumplir con las expectativas de quienes conocen el trabajo de ambos cineastas por separado. Aunque habría que darles crédito por intentar sacar una carcajada a través de una mirada satírica a uno de los peores años para muchas personas, pero el trabajo de los más de 18 escritores contratados para la cinta cayó mucho antes de que despegara la primera “entrevista”, pues creo que Jackson habló por todos los espectadores cuando al saber que estaba siendo entrevistado para un recuento de lo peor de 2020, preguntó: “¿Por qué rayos querrían hacer eso?”.

CALIFICACIÓN LA ESTRELLA:

2.5/10.00 estrellas

“Death to 2020' tendrá que pasar tiempo en el cajón de Netflix antes de que pueda cumplir con el objetivo que quizá buscaban sus creadores: reírnos de las tragedias de la vida. Su dirección satírica y momentos incómodos la posicionan como una de las opciones más recomendadas en el catálogo de Netflix”.