Temas Especiales

21 de Sep de 2020

Cultura

Estereotipos operan cambios en la sociedad

PANAMÁ. “De no ser por este concurso no habría podido hacerme la cirugía que me llevó a cumplir un sueño. Estoy muy satisfecha y de ac...

PANAMÁ. “De no ser por este concurso no habría podido hacerme la cirugía que me llevó a cumplir un sueño. Estoy muy satisfecha y de acuerdo con las promociones que permitan a los que no pueden costear este tipo de operaciones ganarlas de algún modo. Al fin y al cabo lo que te lleva a un cirujano plástico es la vanidad, misma que incentiva a las personas a respaldar estas iniciativas”, dice Sughey Malavé, ganadora de la promoción “Sin bubis no hay felicidad”, que hace algún tiempo realizó WAO 97. 5 y Rock and Pop.

María Cristina Monzón, encargada de Mercadeo y Promociones de Frecuencias Asociadas, S.A., comenta que la promoción fue toda una sensación. “La cantidad de mensajes que recibíamos era impresionante”. Destaca que contaron un cirujano de misses y uno de las mejores clínicas para garantizar óptimos resultados a la ganadora.

Según ella, Sughey, quien es asistente administrativa y madre de un niño de dos años, deseaba “unos arreglitos” por las consecuencias en su físico tras el embarazo, con lo que su esposo también estuvo complacido.

Sin embargo, el Dr. Ricardo Díaz- Guillén, ex presidente de la asociación de cirujanos plásticos de Panamá, se manifiesta en desacuerdo con este tipo de práctica, “que lleva este procedimiento a lo superfluo, tomando a la ligera una decisión seria y una profesión enmarcada en principios éticos”. El Dr. Díaz-Guillén, expresa que la asociación “veta esta práctica exhortando a los socios a no prestarse para este tipo de promociones, aunque desconozco la posición de las autoridades de salud”.

Para nadie es desconocido que la presión de emular a las bellezas de calendario, revistas y farándula, llevan a las mujeres a buscar la vía del embellecimiento con el menor esfuerzo, pero en ocasiones con altos riesgos y costos. Abandonando las recomendaciones de una buena nutrición y un plan de ejercicios para inclinarse por el bisturí. A esto el Dr. Díaz-Guillén añade “Si bien existen estereotipos y las celebridades abanderan los cánones de belleza actual, los cirujanos plásticos somos médicos ante todo y debemos guardar por encima de todo la ética profesional”.

En los últimos años ha habido un incremento en el número de cirugías que se efectúan en nuestro país y el galeno lo atribuye a que “se ha efectuado más educación médica a la población, a través de los medios de comunicación, y una muestra de ello es esta entrevista que me haces”.

Las cirugías más solicitada en nuestro medio es la de aumento mamario en las mujeres y la liposucción, en mujeres y varones por igual.

En los últimos días la noticia de concursos en discotecas argentinas que sortean cirugías estéticas de mamas, ha vuelto a poner en la palestra esta polémica, agravada por la “creatividad” de un político dispuesto a financiar su campaña mediante este sistema.

Unos dudan de la competencia del cirujano que en canje ofrezca tales servicios, otros del extremo a que han llegado los políticos, ( uy!!?mejor ni divulgarlo, no sea que deseen imitarlo) algunos más la consideran una estrategia novedosa y lucrativa y otros se preguntan hasta dónde llega lo moral, legal y ético. El cirujano concluye recomendando que como en toda cirugía, hay que considerar el estado de salud de los pacientes, su historial clínico, familiar y en realidad tener el deseo de efectuarse una u otra, que mejore su aspecto, sin convertirse en adicción.