Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Cultura

¡Papás prepárense, ya llegué!

L as parejas que pronto se convertirán en padres tienen una relación que está destinada a cambiar. La llegada del bebé los hace preparar...

L as parejas que pronto se convertirán en padres tienen una relación que está destinada a cambiar. La llegada del bebé los hace prepararse durante meses. Algunos toman clases para la hora de la llegada, leen libros, y escuchan consejos. A continuación algunas recomendaciones para lidiar con estos cambios:

Antes del nacimiento del bebé, ustedes eran una pareja. Ahora, son padres. No dormirán lo suficiente durante los primeros meses de la vida de su bebé. Esto lo puede hacer irritable y no será capaz de concentrarse tan bien como cuando podía descansar.

Usted también se dará cuenta de que tiene menos tiempo para trabajar, menos tiempo para usted, y menos tiempo para su pareja. Ser padres por primera vez suele ser maravilloso, pero hay momentos en los que puede ser muy difícil. Esto puede generar sentimientos de culpabilidad cuando no disfrutan cada segundo de su nueva paternidad.

Un bebé también puede desencadenar una situación inesperada al despertar sentimientos de celos. A veces los nuevos padres se sienten celosos del bebé porque piensan que está tomando demasiado tiempo de su pareja. Sobre todo el papá que no pasa mucho tiempo con el bebé o que la mamá le prestará más atención a la criatura.

Las madres tienen que confrontar con el cambio temporal de su cuerpo por un par de libras de exceso y ojeras debido a que no han dormido alimentando al bebé y la puede hacer sentir menos atractiva a su pareja. Lo mismo sucede con su actividad sexual que puede disminuir un tanto su interés en la intimidad.

Repentinamente, familiares e incluso conocidos, tienen interminables historias y consejos sobre cómo criar a los niños. Los familiares pueden llegar a la casa sin previo aviso o establecer visitas regulares con el objeto de pasar un rato con el bebé justamente cuando usted tiene más que hacer. Aunque usted sabe que todos quieren lo mejor para el bebé, la presencia constante de estas personas a su alrededor puede hacerle sentir menos en control de su propia vida.

Como pareja ambos tienen diversos enfoques sobre cómo ser padres. La comunicación es la mejor herramienta para eliminar los disgustos y prevenir discusiones.

Si algo le molesta, dígaselo a su pareja, pero asegúrese de que lo hace en el momento adecuado. Escuche las preocupaciones de su pareja y no las critique. Y tenga en mente que la falta de sueño y el estrés pueden hacerle sentir más irritable. Una vez que ambos hayan conversado sobre lo que les molesta, cooperen juntos para resolver los conflictos.

Usted y su pareja necesitan tiempo para mantener viva la fuerza de la relación. Intenten organizar "citas" semanales - reservando a un(a) cuidador(a) de bebés - y salgan a cenar o a ver una película. Si todavía no quieren dejar al bebé con alguien hagan una cena especial en casa. Intente disfrutar de 20 minutos al día para hablar y compartir sentimientos, pueden hacer esto mientras lavan los platos juntos o mientras se preparan para dormir.

Durante los fines de semana, salgan de la casa y planeen actividades familiares. Lo más importante es que utilicen su creatividad para encontrar una forma de disfrutar juntos.

A medida que entran en esta nueva etapa de la vida como familia, mantener el enfoque sobre lo que realmente importa les ayudará durante los momentos difíciles, especialmente durante los primeros meses. Traten de ser conscientes de las emociones y necesidades de ambos. Lo más importante es que disfruten del tiempo con el nuevo bebé, su pequeñito(a) crecerá más rápido de lo que usted podrá darse cuenta.