Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Cultura

Debilidad de siempre

Los antiguos egipcios ya conocían y usaban cremas y lociones a modo de perfume para su cuidado personal. Los aromas fueron la ofrenda má...

Los antiguos egipcios ya conocían y usaban cremas y lociones a modo de perfume para su cuidado personal. Los aromas fueron la ofrenda más adecuada que encontraron los hombres para comunicarse y rendir culto a sus dioses.

Cleopatra y María Antonieta -reina de Francia en el siglo XVIII- eran sibaritas de la belleza, encontraban distinción en estas pequeñas joyas, algo que hoy en día se está perdiendo debido al merchandising.

Las modas pasan, los estilos permanecen. “Chanel nº5” un clásico, creado en 1921, ha sido promocionado por personajes del calibre de Marilyn Monroe, Nicole Kidman con un flamante vestido de terciopelo invitándonos a viajar a Moulin Rouge o la inmortal Audrey Hepburn.

Loewe, Dior, Prada o Klein son solo algunas de las marcas de alta costura que, además de vestir, ofertan aroma. Campañas cargadas de audiovisuales impactantes, polémicas, con colores llamativos, música y preciosas mujeres que tratan de convencer al público para que usen sus perfumes y convertirse en la princesa del cuento que muestran.

En menos de un minuto, o incluso en la fotografía de una revista, las estrellas del mundo fashion , conscientes de su influencia, siguen cultivando esta debilidad tan antigua por los olores y las marcas.