Temas Especiales

28 de Nov de 2020

Cultura

El arte de saludar

L es ha pasado que les es presentado alguien? ¿alguien que ustedes deseaban conocer, alguien a quien admiran, alguien notorio o de impor...

L es ha pasado que les es presentado alguien? ¿alguien que ustedes deseaban conocer, alguien a quien admiran, alguien notorio o de importancia para ustedes? ¿Les ha pasado que después de estrecharle la mano se sienten decepcionados? ¿Les pasa que saben por qué están decepcionados? ¿Les pasa que no saben por qué están decepcionados?

Bienvenidos al mundo de las Primeras Impresiones.

Sin más preámbulos, entremos en el fascinante proceso de saludar a alguien por primera vez. Las diversas culturas dan distinto significado, importancia y connotación al contacto físico entre extraños.

El protocolo laboral es mucho más formal y estricto que el social. Dar la mano en Occidente es lo más apropiado al saludar por primera vez a una persona. Este tipo de saludo es el más apropiado para la segunda y subsiguientes veces en que se saluden las personas en el plano laboral.

Antes de ser presentados a alguien de una cultura distinta a la nuestra, hay que informarse sobre el protocolo y costumbres de la persona.

A la hora de extender la mano para saludar en un plano igualitario, la dama extiende la mano primero al caballero, determinando y definiendo así el tipo de saludo que ella prefiere que se utilice. En el caso de altas jerarquías o mayoría de edad, éstos inician el saludo extendiendo la mano.

Noticias: a la mayoría de las mujeres les desagrada que el varón tome la mano que ellas extienden y las tironeen para besarlas.

Al dar la mano, debemos estar totalmente enfrentados a la persona, manteniendo el espacio personal de cada uno intacto. Siempre debemos estrechar la mano mirando a la persona a los ojos y sonriendo. La sonrisa adecuada es enseñar una perfecta hilera de 8 dientes superiores.

El brazo se entiende con amabilidad, no debe estar rígido.

La concepción de que la mujer es frágil y delicada no sólo no es cierta, sino que no aplica en el saludo.

El saludo debe ser firme, no se aprieta, se ajusta.