Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Cultura

Escuche a sus hijos

NO FALTAN. las mujeres que renuncian a sus hijos porque el nuevo amor les dice que sólo podrán ser felices si comienzan de cero su prop...

NO FALTAN. las mujeres que renuncian a sus hijos porque el nuevo amor les dice que sólo podrán ser felices si comienzan de cero su propia familia. Así que despachan el hijo para donde alguna abuela, tía o madrina caritativa que se encargue de terminar la crianza. Ni qué decir de las que simplemente no están dispuestas a dar crédito a las denuncias de sus propios hijos.

Se oyen historias diarias en las que niñas y jóvenes acusan a sus padrastros de abuso sexual. Sin embargo, sus madres se niegan a aceptar la realidad, argumentando que son mentiras para dañar la relación, e incluso no falta la que condena la coquetería de la víctima.

La maternidad a veces cambia la vida de la mujer, la queda relegada a su rol de proveedora incondicional de sus hijos, y la sociedad se olvida que alguna vez existió un ser lleno de vida y de sentimientos que necesitan ser explorados para sentirse realizada.

Una madre no sólo necesita dar amor, sino también recibirlo, de sus hijos, y de una pareja estable que la complemente sexual y afectivamente. Pero cuando la pareja vulnera un punto tan débil como la integridad de los hijos, es un signo evidente de que no hay respeto por el entorno de la mujer, que está compuesto además de su rol de madre. ©PUBLICACIONES SEMANA