Temas Especiales

30 de Oct de 2020

Cultura

Mal acostumbrarse

E speraba para pagar en una tienda de ropa de bajo costo. Una señora en sus cincuentas, un muchacho de unos 20 y un pequeñito de 3 años ...

E speraba para pagar en una tienda de ropa de bajo costo. Una señora en sus cincuentas, un muchacho de unos 20 y un pequeñito de 3 años quizás estaban saliendo del área de las cajas de pago. La señora le habló en un tono alto y golpeado al joven, apurándolo. El le gritó al pequeñito de la misma forma, lo cual sonaba aún peor por tratarse de un niño tan pequeño. Después de lamentar que se le diera tan feo trato al mas pequeño, reparé en el joven y me di cuenta de que a el también lo criaron a gritos y a voces secas y golpeadas. El era un reflejo.

Una cadena de malos hábitos. En unos años, quizás 15 o 20, ese pequeño intentará conseguir un trabajo y su falta de calidez al hablar, reflejando la falta de calidez en su crianza quizás, dificultaran que se le considere para puestos laborales interesantes en el área de servicios, tan fuerte en nuestro país.

Gente criada a gritos no se maneja apropiadamente, tienes grandes limitaciones, ni menciono las emocionales, sino las que son reflejo de su modus operandi. Sin animo de sonar clasista, no intento ignorar las negatividades en la crianza que existen en cualquier circulo. Pero una de las consecuencias de la pobreza es un educación limitada y viceversa. Un circulo vicioso que he visto de vez en cuando romperse en la forma de jóvenes que no se resignan a ser del montón, que no se adaptan a su entorno adquiriendo un lenguaje impropio, vulgar, lleno de incorrecciones; jóvenes que eligen leer, que observan a la gente que ha tenido mas oportunidades de educarse, que preguntan, que saben que hay un mundo mejor.

Como yo habemos muchas personas que encantadas daríamos lecciones enfocadas a mejorar la proyección de la persona; lo mas importante que debemos saber vender es a nosotros mismos, y para ello debemos estar preparados.

Ojalá que las entidades que se encargan de cultivar lo mejor de cada persona de este pequeño gran país sepan que cuentan con nosotros, los educadores informales que sabemos que dentro de cada cabecita de maneras y costumbres elementales o rudimentarias hay un genio en potencia, un ser humano con posibildades infinitas.

De todas las cosas que puede ensenar una persona a las demás, enseñar a pensar es la más importante. De todas las cosas importantes que tenemos por aprender, aprender a pensar es la más valiosa.

Cada pequeño que ignora las buenas maneras por no haberlas recibido, merece mucho mas. Merece ser tratado con delicadeza y con respeto. Y así sera un hombre que trate con delicadeza y respeto a sus iguales.