Temas Especiales

26 de May de 2020

Cultura

Los abrazos rotos de Almodóvar

La última de las genialidades de Pedro Almodóvar acaba de ser estrenada en Panamá. “Los abrazos rotos”, decimoséptima producción del dir...

La última de las genialidades de Pedro Almodóvar acaba de ser estrenada en Panamá. “Los abrazos rotos”, decimoséptima producción del director español, es una mezcla de varios géneros fílmicos – drama, comedia, thriller y sexo – y es la película “más explícitamente cinéfila” en treinta años de carrera de Almodóvar, como él mismo la ha definido.

Con la bella Penélope Cruz, que acaba de ganar un Oscar por “Vicky Cristina Barcelona”, en el papel principal, el director manchego que trabaja con “Pé” por cuarta vez, parece haber encontrado a su estrella perfecta después de Marisa Paredes, Carmen Maura, Victoria Abril y Cecilia Roth.

“Los abrazos rotos” empieza con un hombre ciego, guionista, escritor y ex director de cine, quien al recibir la noticia de la muerte de un viejo productor y rival revive el recuerdo de una película que dejó inconclusa hace más de una década, en la primera mitad de los 90.

Harry Caine, cuyo nombre verdadero, Mateo Blanco, cambió después del accidente que lo dejó ciego, vive gracias a los guiones que escribe y a la ayuda de su antigua y fiel directora de producción, Judit García, y de Diego, el hijo de ésta, secretario, mecanógrafo y lazarillo. Esa es la primera historia.

La otra historia, narrada con base en flashbacks, es la del triángulo amoroso fatal que forman Harry, Lena su actriz (Penélope Cruz) y el productor y amante de ésta. Esta segunda historia arranca como un melodrama clásico, la tragedia de la chica humilde, Lena, que no puede pagar el tratamiento de su padre con cáncer terminal y vuelve a recurrir al comercio nocturno de sí misma que ya había utilizado en el pasado.

Lena acepta ser amante de Ernesto su benefactor, un multimillonario que se enamora perdidamente de ella. Pero la situación se complica cuando ella y Harry, quien la dirige en la película financiada por Ernesto, inician un romance.

La historia de Mateo, Lena, Judit y Ernesto Martel es una historia de amor, dominada por la fatalidad, los celos, el abuso de poder, la traición y el complejo de culpa. Una historia emocionante y terrible cuya imagen más expresiva es la foto de dos amantes abrazados, rota en mil pedazos.

En la cinta Harry el director ciego dice que “las películas hay que terminarlas aunque sea a ciegas” reflejando una de las peores pesadillas de Almodóvar que, según él mismo ha confesado, es dejar una película inconclusa.