Temas Especiales

31 de May de 2020

Cultura

Errores y mil disculpas

La década que termina estuvo cargada de escándalos de las celebridades, algunos de ellos han logrado redimirse y otros siguen estancados...

La década que termina estuvo cargada de escándalos de las celebridades, algunos de ellos han logrado redimirse y otros siguen estancados en sus problemas, siendo las drogas, el alcoholismo y los problemas familiares los más comunes. La socialité Paris Hilton fue condenada en 2007 a 45 días de cárcel luego de violar las condiciones de su libertad condicional por conducir bajo los efectos del alcohol. Paris cumplió su mediática sentencia y a pesar de algunos problemas ha salido adelante. Su vida amorosa, incluyendo la suspensión de su publicitada boda y sus constantes cambios de pareja siguen protagonizando las notas de farándula. La cantante Amy Winehouse, a sus 24 años de edad, se convirtió en una de las celebridades de mayor proyección en el panorama musical de esta década, sin embargo, sus escándalos y sus problemas de salud a causa de las drogas no han parado. Con su esposo en prisión y sumida en sus demonios personales su talento fue opacado durante todo el 2008. Un nuevo compañero le dio a la cantante nuevas inspiraciones y según ella la fuerza para vencer sus adicciones pero los escándalos no cesaron. La semana pasada fue detenida en Londres por agredir al director de un teatro. Lindsay Lohan aún no logra salir adelante de sus problemas, pleitos familiares, conducir bajo los efectos del alcohol, su declarada bisexualidad y una posible bulimia han sido sólo algunos de los hechos que la han mantenido en el ojo público durante los últimos años. Recientemente tuvo que comparecer ante el tribunal por haber violado su libertad condicional faltando a las sesiones de educación antialcohol, se le dio una última oportunidad. Por su parte el actor David Hasselhoff luego de conquistar el mundo con el éxito de series como Baywatch cayó en un mundo de drogas y alcoholismo del cual todavía no se recupera. Hace algunos años su hija publicó en Internet un video en el cual se apreciaba completamente afectado por la bebida. Mel Gibson no se quedó atrás y fue duramente criticado, sobre todo por sectores judíos de Hollywood, por su película La Pasión de Cristo. Con lo que fue acusado de extremista religioso y antisemita. A finales de 2006, fue detenido por conducir bajo los efectos del alcohol mientras balbuceaba que los judíos eran culpables de todas las guerras del mundo. Luego de disculparse y ver en peligro su carrera cinematográfica, decidió volver a tratamiento.

Sin embargo, no todas las historias son de terror. Robert Downey Jr. emergió del estatus de pariah que abusaba de sustancias y se convirtió en un superhéroe con la película Iron Man. Fue nominado al Óscar por Tropic Thunder y cerró la década como el detective Sherlock Holmes.