Temas Especiales

25 de Nov de 2020

Cultura

La artritis, daños en la articulación

En el mundo, 20 millones de personas conviven con artritis reumatoide, representando un daño articular irreversible del 70% de los casos...

En el mundo, 20 millones de personas conviven con artritis reumatoide, representando un daño articular irreversible del 70% de los casos dentro de los dos años siguientes al diagnóstico. Es una enfermedad autoinmunitaria, donde un fallo de programación vuelve al organismo contra sus propios tejidos. En lugar de combatir los microorganismos nocivos, el sistema inmunitario identifica partes del propio cuerpo como “extrañas” y las ataca, provocando inflamación, congestión y dolor en las articulaciones.

En estados más avanzados, la inflamación se vuelve crónica y las articulaciones se deforman y se destruyen. De igual manera, los músculos adyacentes a las articulaciones se atrofian, debilitan y aparecen como consecuencia nódulos subcutáneos.

Según la Dra. Norene Kelly, especialista en reumatología y medicina interna, la artritis reumatoide “compromete además de las manos, otras articulaciones como los codos, hombros, rodillas, tobillos, pies, área de la mandíbula y tráquea (éstas dos últimas menos frecuentes); también otros órganos, como los ojos, pulmones, corazón, riñón y el sistema muscular”.

Agrega la especialista que la aparición de esta enfermedad suele ser lenta, en donde los síntomas pueden aparecer y desaparecer, porque el paciente se automedica con analgésicos o acude con diversos médicos sólo en los periodos de crisis.

Entre las manifestaciones clínicas de esta enfermedad están: dolor, hinchazón y rigidez en las articulaciones mencionadas (sobre todo manos y muñecas) de ambos lados del cuerpo; fatiga y debilidad en todo el cuerpo; fiebre baja y puede haber aparición de nódulos (bolitas de tamaño variable) en codos, articulaciones de manos, rodillas y pies, etc.