Temas Especiales

29 de Mar de 2020

Cultura

Ventanas Eficientes

Desde épocas remotas, la ventana ha tenido un marcado protagonismo en las construcciones. Se dice que las primeras fueron hechas de mate...

Desde épocas remotas, la ventana ha tenido un marcado protagonismo en las construcciones. Se dice que las primeras fueron hechas de materiales nobles como alabastro laminado o pergamino (piedra blanca, no muy dura, compacta, a veces translúcida, de apariencia marmórea, que se usa para hacer esculturas o elementos de decoración arquitectónica) poco adecuados para filtrar la luz. Luego se fabricaron las de vidrio, cristal, hierro, madera, mármol y otros materiales.

Con esta evolución se ha ido transformando la estética de esta pieza tan esencial en cualquier estancia. Los fabricantes del siglo XXI ya no solo buscan que la ventana sea un elemento que le proporcione ventilación e iluminación a los usuarios. Apuestan por estilos que también le aporten economía a la persona. Y en esta época de cambio climático, que contribuyan también a la conservación del medioambiente.

Es así como poco a poco ha ido surgiendo una nueva tendencia de buenas y eficientes ventanas, que se inclinan por lo ecológico. ‘Las buenas ventanas son amigables con el medio ambiente y contribuyen al ahorro energético’, indica José Guillermo Vergara Navarro, presidente y representante legal de la empresa panameña Window Fashions, S. A., asegurando que en muchos países los gobiernos recompensan a los que tienen ventanas eficientes con un crédito fiscal para incentivar el ahorro y la merma en el consumo eléctrico.

Asimismo, una investigación realizada por la Agencia Estadounidense de Medio Ambiente (EPA) señala que reemplazar unas ventanas antiguas por otras modernas puede devengar un ahorro de hasta 532 dólares (380 euros) al año.

VARIEDAD DE DISEÑOS

Aquellas tradicionales ventanas de persianas han quedado en el pasado. Actualmente, usted puede encontrar en el mercado propuestas innovadoras y modernas en una variedad de modelos, materiales y sistemas que satisfacen los gustos más exquisitos, muy eficientes y seguras. Ideales para aquellos que no se conforman con lo corriente, que quieren un acabado superior y un detalle que va más allá de lo estándar.

Las hay fabricadas con materiales como: madera, Vinyl (U-PVC) y la última tecnología de extrusión de fibra de vidrio, siendo ésta últimas las más eficientes por la propiedad que presentan de no transmitir el calor, dice Vergara.

Se caracterizan porque son livianas, más rígidas que el metal y con altos coeficientes de absorción calórica siendo un producto de certificación verde, apto para certificar con créditos LEED (herramienta de diseño integral utilizada para minimizar el impacto ambiental y maximizar el confort de los ocupantes y el desempeño de los espacios) a cualquier arquitecto que las especifique. Y es que según Vergara, las ventanas de aluminio o de metal son cada día menos promovidas en los países con conciencia de la absorción y transmisión del calor, en cualquier dirección, hacia dentro o hacia fuera de la propiedad.

Asimismo, Intrapak ofrece ventanas europeas fabricados en PVC-U, con una nueva generación de PVC. Un material amigable con el ambiente, que Andrés Marín, encargado de esta empresa en Panamá, asegura ‘es bastante costoso’.