Temas Especiales

29 de May de 2020

Cultura

El perfume femenino de Paco Rabbane

Luego que la fragancia masculina One Million cosechó tal éxito que se convirtió en líder en todos los mercados, Paco Rabbane decidió emp...

Luego que la fragancia masculina One Million cosechó tal éxito que se convirtió en líder en todos los mercados, Paco Rabbane decidió emprender una nueva aventura teniendo a la mujer como musa inspiradora para la creación de una nueva esencia que fuera fuerte y extravagante para la fémina más atrevida: Lady Million.

En esta propuesta se confirma una vez más que Rabanne nunca cesa en su empeño de innovar. Es un rebelde con talento para muchas artes. Del Rodoid al metal, de la cota de malla al oro: todos los materiales se han sometido a los deseos del creador para sublimar a la mujer e inundarla de luz, hasta alcanzar la belleza inalterable y perenne del diamante.

¿Quién dijo que una fragancia no puede ser también una joya? Lady Million es una verdadera joya con forma de diamante e inspirada en Le Règent, considerado el diamante más bello del mundo y que está expuesto en el Museo del Louvre. Como los diamantes, el diseño permite que el frasco pueda apoyarse en cualquiera de sus facetas.

Al igual que el diamante, Lady Million tiene múltiples matices. Este perfume es una fragancia floral, amaderada y fresca, vibrante y sensual como un néctar de flores voluptuoso, de estela delicada y, no obstante, muy presente. Intensamente seductora, la efervescencia de la naranja amarga, aderezada con una pizca de frambuesa, sale a relucir en el primer soplo. Le sigue un chasquido de neroli, suave y brillante. Pero el embate definitivo se desvela, embriagador, con el azahar, cuya suavidad narcótica seduce y concentra la atención cuando, en complicidad con el jazmín sambac y realzado por la gardenia, se alza en un vuelo sutilmente carnal. Las pulsaciones obsesivas del pachulí entran entonces en juego para atenuarse bajo los efectos de una dulzura adictiva y terriblemente tentadora: la miel. La estela ambarina adquiere matices envolventes. Se forma en torno a la amada, voltea y cambia con cada soplo de aire, ofreciendo sus facetas más hermosas como un haz de luz posado sobre un diamante.

Cabe destacar que esta fragancia tiene alrededor de ochenta componentes, por lo que los perfumistas optaron sólo por utilizar los absolutos, porque ofrecen la mejor calidad que se pueda encontrar. Como resultado se obtuvo un perfume sexy, dulce, de agresividad carnal, muy moderno, vibrante, luminoso y con mil facetas, como un diamante.

Sin lugar a dudas, una de las cosas que más llama la atención de este perfume es su frasco. Con sus líneas puras, la botella de Lady Million, creado por el diseñador Noé Duchaufour- Lawrance, es una proeza técnica debida a un savoir faire y una calidad del cristal excepcionales. Al igual que los diamantes, el frasco no tiene una base en particular, sino que se posa sobre una faceta. Sus líneas de sobria arquitectura se coronan con un tapón de metal dorado y suave que, con sus curvas, resulta sensual y femenino. Se adapta perfectamente a la mano, se aplica con comodidad y se impone como un objeto irresistible, precioso.

Para la creación del spot publicitario de Lady Million, Dree Hemingway es la chica elegida para ser la protagonista, como lo fuera Matt Gordon en su día con One Million. La joven actriz y modelo, imitando el anuncio masculino, también chasca sus dedos para conseguir todos sus deseos. Hemingway encarna con audacia a la mujer fatal de hoy. A medio camino entre juego de seducción y fuerza del carácter, el encuentro de Lady Million con 1 Million es totalmente explosivo. A sus 22 años, la bisnieta de Ernest Hemingway ya se ha hecho un nombre en el panorama internacional, al convertirse en un conocido rostro de la moda actual.