Temas Especiales

14 de May de 2021

Cultura

¿Quién se queda con los hijos? Custodias

PANAMÁ. En Panamá los índices de separación y divorcio son cada vez más elevados. Entre un 30% de los matrimonios iniciados terminan en ...

PANAMÁ. En Panamá los índices de separación y divorcio son cada vez más elevados. Entre un 30% de los matrimonios iniciados terminan en divorcio. Lo que demuestra que casi 4 de cada 10 niños pasarán parte de su niñez en una familia con un solo padre.

La custodia de los hijos es siempre la parte más dolorosa de un divorcio, tanto para los padres como para el niño. Es por ello que debe llevarse de la manera más tranquila, para que este proceso no perjudique a los hijos.

¿CÓMO PROCEDE?

Este es un concepto jurídico que define con quién va a convivir el hijo cuando se produce el divorcio o la separación de sus padres.

El abogado Jorge León Barahona, asegura que si hay un mutuo acuerdo entre los dos progenitores sobre este aspecto, el juez puede ratificar lo que han acordado ambos, salvo que considere que puede haber un riesgo claro para los menores. ‘Si no hay acuerdo previo, la justicia decide’.

Ante esta situación el psicólogo Raúl Porte aconseja que los hijos deben ser tenidos en cuenta en el momento previo y posterior al divorcio.

La solución ideal en un divorcio difícil es la que menos perjudique a los niños. El principal problema que tienen los hijos cuando surge la separación o el divorcio, es que los padres incurren en una serie de conductas erróneas para con ellos, así lo explica Porte, ‘los padres no deben utilizarlos como ‘espías’ para que les informen qué está haciendo el otro cónyuge, o como ‘mensajeros’ para comunicarse entre ellos’.

Los padres no deben presentar reacciones agresivas contra sus hijos para vengarse de la pareja. Ni mucho menos amenazar a la pareja en el sentido de que si se divorcian le harían un daño tremendo a los hijos para tratar de evitar la separación.

CUANDO NO HAY ACUERDO

Los mayores problemas de la separación vienen cuando no existe un acuerdo previo, y el juez es el que debe decidir. En este caso, cuenta el abogado León Barahona, se tienen en cuenta varios factores: no separar a los hermanos, las necesidades afectivas y emocionales de los niños, la cercanía de otros miembros de la familia como los abuelos, la disponibilidad de los padres para poder atenderlos mejor o si alguno de los cónyuges tiene algún tipo de adicción, enfermedad mental o tipo de vida desordenada.

‘Otro de los criterios, y tal vez el más importante, que tiene en cuenta el juez, es la dedicación que haya tenido cada progenitor hacia el hijo antes de producirse la separación’ argumenta el abogado.

Por este motivo es por el que, a pesar de haber una igualdad jurídica en razón de sexo a la hora de considerar con quién han de quedarse los hijos, en el 94% de los casos se adjudica a las mujeres.

LO IDEAL

El psicólogo Porte dice que lo mejor para el niño es explicarle claramente lo que está pasando, si todavía no tiene la capacidad de entender la situación, se debe buscar la manera adecuada para hacerlo comprender. ‘Para amortiguar ese dolor, lo mejor es explicarles cuál es la situación, a la vez que se les da confianza en todo lo que se refiere a su bienestar’.

Tanto el padre como la madre deben hacer ver a sus hijos que la separación sólo se produce por discrepancias entre ellos y nunca hacerlos sentir culpables, ‘es importante no hacer comentarios despectivos del otro cónyuge cuando están los niños delante, y mucho menos pintarlo como único culpable de la ruptura’ advierte Porte.

En este tema de divorcios y custodias, lo más recomendable es que los niños no tengan la sensación de ruptura familiar. Para ello, hay que hacerles saber que la familia la siguen componiendo papá, mamá y ellos, aunque ahora la forma de vida haya cambiado.