25 de Oct de 2021

Cultura

Así soy yo

Contento, mi maestro Antonio recibió mi artículo en donde le hago un pequeño homenaje.

Contento, mi maestro Antonio recibió mi artículo en donde le hago un pequeño homenaje.

Pero no he sido justo ni con él ni con muchos de los que me han hecho el que ahora soy.

Todos los que algún día tuvieron que ver conmigo y los que ahora están a mi lado, mis clientes, mis amigos, a todos gracias por hacer de mí el que soy.

Soy cocinero por culpa de mi madre y mi abuela. Sí, de ellas aprendí a cocinar y sobre todo a ponerle cariño a lo que uno cocina. Diego y Valentin me dieron la oportunidad de cocinar, hacer mis pinitos en Es Cranc. Pase por la mili del ejército español y me la pase cocinando para 500 personas todos los días. De ahí a la Odisea con Antonio, mi mentor. Con él aprendí todo lo que se necesita saber para transportar el cariño a la comida y poder venderla para que la disfruten los clientes.

Sí, han pasado muchos años y muchas más personas que han influido en mi manera de cocinar pero lo más importante fue llegar a Panamá, tratar de entender a su gente, sus gustos y para esto mi querida esposa ha sido la clave. Ella me ha hecho ver cosas que para mí no existían, valorar sabores que yo despreciaba, mezclar ingredientes prohibidos y sobretodo tener la valentía de dáa a dáa tratar de mejorar para lograr las metas y no conformarme nunca con nada.

Luego están ustedes mis clientes y amigos que me han hecho críticas constructivas y destructivas pero me han servido todas para hacerme más grande y más chico según el momento.

En fin, además de mi formación académica y de los libros, a grandes rasgos es lo que me ha hecho ser el chef que soy, no sé si bueno o malo, sé que cocino todos los días con el amor que me transmitieron mi abuela y madre, con las técnicas de Antonio y Diego, para la gente que quiere disfrutarlo y con las sugerencias amorosas de mi esposa. En conjunto todo hace mi cocina, que con el fichaje estrella de Gorka, una de las que más cariño pone día a día en el ámbito nacional.

Con cariño y dedicación les ofrecemos cada día lo mejor de nosotros para que ustedes puedan disfrutarlo. A las generaciones de cocineros presentes y futuros solo les pido que traten de ponerle mucho cariño a lo que hacen, que las recompensas llegarán solas y con el tiempo. No se frustren, continúen que el camino es largo y difícil pero con tesón y cariño se llega.

Buen provecho.