23 de Oct de 2021

Cultura

Rejuvenece tu melena

A partir de los 30 años de edad, el cabello crece más despacio, se vuelve más fino y seco y empieza a perder elasticidad y flexibilidad....

A partir de los 30 años de edad, el cabello crece más despacio, se vuelve más fino y seco y empieza a perder elasticidad y flexibilidad. Varios aspectos deben tomarse en cuenta, debido a que el cambio en la estructura de la melena y cuero cabelludo tiene variaciones hormonales que requieren consideraciones peculiares: su color se vuelve más claro, tiende a ser quebradizo, brilla menos y su cantidad disminuye.

Es por ello que es importante intensificar los cuidados para mantenerlo saludable a lo largo de los años.

Una de las primeras medidas que debes tomar es ponerte en manos de profesionales que saben espaciar los estímulos químicos como los permanentes, tintes y demás productos, para de esta forma evitar la resequedad y la pérdida del brillo que da al cabello un aspecto opaco y poco saludable. Es importante fortalecer el cabello con tratamientos periódicos de hidratación. La humedad se convierte en un factor fundamental. Para asegurarnos de la adecuada nutrición del cabello conviene recurrir a suplementos como zinc, biotina y vitamina B6. Para proteger la textura, se debe evitar el calor excesivo. Esto es válido tanto al lavarlo, ya que el agua caliente hincha el pelo, como al secarlo. Para protegerlo se puede aplicar una mascarilla en spray que impide que se reseque. Queda prohibido todo lo que hale la cabellera, por lo que ésta debe peinarse con un cepillo de cerdas naturales o peine de dientes anchos.

El corte es, aparte de los cuidados, uno de los factores más importantes para lucir una hermosa cabellera. Para no sobrecargar el trabajo de los folículos pilosos, lo más conveniente, además de cómodo y práctico, es llevar el cabello corto, ya que de esta manera puede manejarse mejor el peinado y disimular la áreas donde sea escaso, además deque se evita el uso exclusivo de fijadores (que también afectan a la raíz de la melena); disminuye la necesidad de cepillarlo continuamente, con lo que sólo se consigue darle tirones y arrancarlo, y se vuelven más llevaderos los días calurosos.

Los cortes que más favorecen son los que ponen acento sobre las puntas para aportar movimientos y, además, ocultar la pérdida de cuerpo y volumen.

Las canas no necesariamente envejecen. Pero si has decidido ocultarlas debes buscar un tono que no requiera de tintes muy a menudo. Las de cabello oscuro pueden optar por un color moca o marrón chocolate, ya que estos tonos combinan muy bien. En este caso los retoques de color regulares, entre 4 y 6 semanas, son especialmente importantes. Las rubias pueden avivar su cabello con unas mechas rubias.

Pero si tienes dudas, mejor es acudir a un estilista para que te ayude a tomar la mejor decisión para rejuvenecer tu melena.