29 de Nov de 2022

Cultura

Ponerle puertas al campo

MONICA MIGUEL FRANCO. T ratar de tapar el sol con una mano. Intentos harto inútiles y destinados al fracaso. Luchar contra molinos de v...

MONICA MIGUEL FRANCO

T ratar de tapar el sol con una mano. Intentos harto inútiles y destinados al fracaso. Luchar contra molinos de viento en pencos desnutridos o contra el ejército espartano en las Termópilas, quiero decir, podréis vencer una batallita, pero la guerra la vais a perder, por goleada y con pelonera incluida. Hoy en día es imposible tratar de hacer callar a los periodistas. Por que son como las malas hierbas, arrancas uno y salen otros dos.

Las leyes mordaza… o las leyes mordaza encubiertas, que tanto monta, monta tanto, pudieron ser útiles hace siglos, quizás funcionaron en una época, a lo mejor cumplieron su cometido protegiendo la tranquilidad de algún poderoso en un momento dado, pero ya no. No se hagan ilusiones, y los torpes intentos periódicos que están haciendo para ver cómo nos las cuelan de vuelta no son más que risibles pataletas de ahogado, ¿y saben porqué? Pues porque el periodismo libre es necesario, en países como este, para poder tener siquiera un vistacito de todas las porquerías que se hacen y se deshacen a espaldas de los que los votaron.

Además, señores políticos, explíquenme de qué les iba a servir controlar los sueldos de los periodistas por ley, ¿para tenerlos atados cortos? ¿Para controlar por ley su recompensa por portarse bien? El restringir el acceso a la profesión de periodista por ley solo servirá para que los que quieran decir algo lo digan por cualquiera de los canales no formales que existen actualmente, y que, siento anunciárselo, por si no se habían dado cuenta, tienen mucho más alcance y mucha más rapidez de reacción que un periódico o un noticiero.

¿Cómo van a controlar Facebook? ¿Los blogs? ¿Twitter? ¿Aún no se han percatado de que las noticias, los rumores y los chismes corren como la pólvora, gorjeo va y gorjeo viene? ¿No se han dado cuenta de las discusiones que se forman en foros de debate? ¿En los estatus de Facebook? ¿Tantas horas sin hacer absolutamente nada en los debates, digitando cual locos en sus modernos aparatitos y no saben eso? Todos pensábamos que estaban conectándose a través de ellos ¿será que simplemente están jugando tetris?

Yo me imagino que es muy duro estar en un puesto como el que tienen, queriendo hacer de las suyas sin que nadie se de cuenta (¡no contábamos con su astucia, señores diputados!) y sentir en la nuca el aliento de los perros de presa del periodismo. ¿Verdad? Esos entrometidos que rebuscan, indagan y husmean donde no deben. ¿Quién les manda destapar casos de corrupción? ¿A quien le interesa que usted se esté rebuscando aquellos terrenitos tan golosos a pie de playa, bien baratos por ser usted quien es? ¿Quién puede querer saber cómo llego usted a ser propietario de esos otros terrenos que eran un pantanal y que ahora son ansiados para la torre del futuro? Pues ya ve, señor, o señora, diputado, o diputada, (lo de honorable a veces se me atraviesa cuando me refiero a algunos de ustedes), nos interesa a todos, los que votaron por ustedes y los creían honrados, los que no votaron pero les exigen serlo, los que no votan pero pagan impuestos con los que se pagan sus sueldos. A todos nos interesan esas cosas, y por eso las leyes que tratan de imponer, las que se les han ocurrido, y las que se les ocurrirán no servirán de nada, porque si nos callan por un lado, gritaremos por el otro y hoy en día tratar de callar todas las voces al mismo tiempo es eso, un intento risible.

¿Porqué no prueban a hacerlo de otro modo? Si no quieren que los periodistas los asoleen un día sí y otro también, si no quieren ser protagonistas de películas de policías y ladrones un día sí y otro también… ¿se les ha ocurrido que siendo honrados es suficiente?