28 de Feb de 2020

Cultura

No escapan del desequilibrio

PANAMÁ. Hemos visto cómo varias ‘mortales’ han robado el corazón de sus príncipes azules y hasta presenciado sus ceremonias fuera de est...

PANAMÁ. Hemos visto cómo varias ‘mortales’ han robado el corazón de sus príncipes azules y hasta presenciado sus ceremonias fuera de este mundo.

Pero para algunas de estas damas convertidas en princesas, el cuento no termina siempre con un final feliz si nos referimos a su estado físico y de salud.

A menos que estar tan delgada sea algún requerimiento de la corona, no entendemos por qué ellas, que tenían cuerpos tan tonificados a pesar de tener un peso notable, ahora lucen extremadamente delgadas.

Tal es el caso, y quizás el más notable, de la princesa de Asturias, Letizia Ortiz.

Esta periodista convertida en realeza no solo cambió ‘su color de sangre’, sino que su cuerpo está a punto de quebrarse.

Luce una figura superdelgada, sus brazos casi dejan ver sus huesos y vista de perfil se nota que está verdaderamente por debajo de su peso normal.

Aunque la corona desmiente cualquier desequilibrio alimenticio de la princesa, los problemas alimenticios parecen alcanzar a más de una mortal.

Kate Middleton, quien luego de casarse con el príncipe Guillermo, pasó a llamarse Catalina duquesa de Cambridge, parece que tampoco la está pasando bien con el menú de la corona.

Para su boda perdió varias libras porque quería ser talla dos en su flamante vestido de novias.

Ahora está en la mira de todos porque como no logra quedar embarazada, los rumores de su posible infertilidad la mantienen bajo presión.