Temas Especiales

23 de May de 2022

Cultura

La prostitución masculina

PANAMÁ. En diferentes culturas e idiomas este fenómeno social tiene diferentes nombres populares como el gigoló (si el prostituto busca ...

PANAMÁ. En diferentes culturas e idiomas este fenómeno social tiene diferentes nombres populares como el gigoló (si el prostituto busca sólo clientes femeninos) y ‘chapero’ o ‘taxiboy’ (si busca clientes de su mismo sexo). Considerado con la prostitución femenina, la masculina ha sido menos estudiada, mientras numerosos investigadores concluyen que ambos casos tienen diferencias y comportamientos notables.

Por su parte, los ‘escorts o freelancers sexuales’ como también le llaman se ha vuelto muy popular en Internet allí hombres y mujeres ofrecen sus servicios de forma fácil y privada.

LA ACTUALIDAD

La sociedad que sabe de la existencia de estos servicios sexuales se pregunta: ¿Por qué razón una mujer o un hombre (casada/o) contrata un servicio de escorts? quizás sea una pregunta muy complicada de responder ya que no todos los casos tienen una misma causa o razón.

Según explica la relacionista de parejas, Sandra E. de Vásquez, una mujer aunque tenga una vida en pareja en alguna ocasión pueda que se sienta muy vacía y es allí donde busca a esa persona para experimentar y llenar el espacio que le hace falta.

‘Pueda que esta sea una manera de decirse a sí misma/o ‘quiero tener a alguien con quién hablar y que me escuche’, detalló.

‘En otros casos la persona solo desea experimentar algo diferente y entonces busca esa forma de placer. Así mismo las mujeres solteras que no se sienten comprometidas’, destacó, Vásquez.

‘Los varones que ejercen la prostitución lo hacen por necesidad, pero en cuanto adquieren un empleo estable la abandonan naturalmente’, señaló.

MERCADEO DE CARNE

Según datos de la revista Fucsia, las sexólogas más liberales piensan que aunque haya rasgos más comunes en las mujeres (vincular amor y sexo) y en los hombres (más iniciativa en el terreno sexual, más genitalidad, no necesariamente con amor) eso no quiere decir que a todas las mujeres les guste ese tipo de sexualidad. Ni que a todos los hombres les guste lo mismo. Ni tampoco que esos rasgos comunes deban mantenerse siempre así.

EN PANAMÁ

La prostitución masculina puede ser ejercida de manera solitaria y en grupos o asociados a empresas de prostitución.

En Panamá las agencias de acompañantes prestan un servicio con condiciones establecidas para atender de una forma rápida, amable, confiable y segura a sus clientes.

Primero, se programa una cita enviando un e–mail o se llama a un número celular. Siempre se atienden en hoteles o apartahoteles. Aunque cada acompañante tiene condiciones de servicio diferentes, las tarifas oscilan desde los $250.00 y el lapso del acompañamiento no es mayor de dos horas, señaló una de estas agencias establecidas en el país.

Es un negocio que deja bastante pero también hay que cuidarse de las enfermedades de transmisión sexual. Lo más natural es que el ‘damo de compañía’ cuidará de él y su cliente usando siempre el preservativo o condón.

Hasta ahora se sabe que estas agencias trabajan de forma muy privada y garantizan un servicio de calidad a todo aquel que lo solicite.