Temas Especiales

25 de Nov de 2020

Cultura

Un final caótico

A steroides cayendo desde el cielo y una ola de fuego que arrasará con todo ser vivo sobre la tierra. Ésta fue la apocalíptica profecía...

A steroides cayendo desde el cielo y una ola de fuego que arrasará con todo ser vivo sobre la tierra. Ésta fue la apocalíptica profecía que los expertos interpretaron de El libro perdido, del francés Nostradamus, el cual escribió a mediados del siglo XVI.

Las últimas siete acuarelas del mismo, sumado a los textos, pintan un cuadro poco alentador para los seres vivos. La catástrofe, según el galo, será la consecuencia de la alineación de la ‘cruz divina celestial’ y la ‘cruz terrenal’, una simbología oscura que remite al orden del universo. La fecha exacta de esa alineación cosmogónica abarcaría un período que va entre 1992 y, precisamente, 2012.

En el siglo XVI, el profeta Nsotradamus asombraba a todos con sus predicciones, sobre todo con la muerte del rey de España Enrique II. Para muchos, él mismo predijo lo que sucedió el 11 de setiembre de 2001 con la caída de las torres gemelas en los Estados Unidos, y, entre otras cosas, que alguien llamado Hister (interpretado como ‘Hitler’) llenaría de miedo al mundo.

Lejos estaba de imaginar que casi cinco siglos después, su profecía sobre el fin del mundo coincidiría con la de los mayas y tendría a las personas en vilo.