Temas Especiales

24 de Nov de 2020

Cultura

¿Inteligencia emocional?

Se conoce como inteligencia emocional a la capacidad que tienen algunas personas para reconocer sentimientos propios y ajenos, sobre tod...

Se conoce como inteligencia emocional a la capacidad que tienen algunas personas para reconocer sentimientos propios y ajenos, sobre todo a la habilidad para manejarlos.

El escritor Daniel Goleman, quien hizo popular el término, estimó en su libro ‘Emotional Intelligence’, que la inteligencia emocional se puede organizar entorno a cinco capacidades: conocer las emociones y sentimientos propios, manejarlos, reconocerlos, crear la propia motivación, y gestionar las relaciones.

Cualidades

Las características de la llamada inteligencia emocional son: la capacidad de motivarnos a nosotros mismos, de perseverar en el empeño a pesar de las posibles frustraciones, de controlar los impulsos, de diferir las gratificaciones, de regular nuestros propios estados de ánimo, de evitar que la angustia interfiera con nuestras facultades racionales y la capacidad de empatizar y confiar en los demás.

Sin medidas

No existe un test capaz de determinar el grado de inteligencia emocional. Los hombres que poseen una elevada inteligencia emocional suelen ser socialmente equilibrados, extrovertidos, alegres, poco predispuestos a la timidez y a rumiar sus preocupaciones. En el caso de las mujeres, tienden a ser enérgicas y a expresar sus sentimientos sin ambages, tienen una visión positiva de sí mismas y para ellas la vida siempre tiene un sentido.

El concepto de ‘Inteligencia Emocional’ enfatiza el papel preponderante que ejercen las emociones dentro del funcionamiento psicológico de una persona cuando ésta se ve enfrentada a momentos difíciles y tareas importantes: los peligros, las pérdidas dolorosas, la persistencia hacia una meta a pesar de los fracasos, el enfrentar riesgos, los conflictos con un compañero en el trabajo, en cada una de estas situaciones se involucran emociones que puede resultar que culmine de modo exitoso o interferir negativamente en el desempeño final.