28 de Sep de 2022

Cultura

A los pies de la Torre Eiffel

PANAMÁ. La elegante e imponente Torre Eiffel de París, de más de 300 metros de altura, que permanece como un hito de la construcción mon...

PANAMÁ. La elegante e imponente Torre Eiffel de París, de más de 300 metros de altura, que permanece como un hito de la construcción monumental en hierro forjado, tendrá a sus pies una edificación con un centro religioso ruso.

La iglesia ortodoxa clásica, con capacidad para 500 personas y que alcanzará los 27 metros de altura, tiene previsto construirse dentro de un proyecto que se extiende sobre 4,000 metros cuadrados. La catedral, que contará con grandes jardines en un parque de 3,400 metros cuadrados con terrazas, además de una librería, salones, un salón de recepción y acomodaciones para directivas de la iglesia, se levantará en la antigua sede del instituto de meteorología de Météo France’, localizada a pocos metros del Sena, junto al puente Alexandre III, en París, según informan medios internacionales en sus páginas web.

El domo, que será el más alto del proyecto, tendrá con cinco cúpulas doradas en forma de cebolla. Tanto la iglesia como los edificios y cerca de la mitad de los jardines quedarán cubiertos por un enorme techo de paneles solares de cristal.

EL PRIMER MONUMENTO RUSO EN PAÍS EN UN SIGLO

La construcción del proyecto estará a cargo del arquitecto español Núñez Yanowsky, quien ya presentó los planos de la edificación y solo está en espera de las autorizaciones para iniciar la edificación, que de aprobarse será el primer monumento ruso construido en la capital francesa en más de un siglo. Si todo marcha bien y Yanowsky logra cumplir con los requerimientos técnicos solicitados, es probable que la constructora Bouygues coloque la primera piedra del proyecto, después del verano y se pronostica el centro estará listo a finales del año 2014, publica El País

en su página online.

CONSTRUCCIÓN POR ESCRUTINIO

Aunque el proyecto todavía no se ha puesto en marcha, la construcción ya cuenta con sus oponentes, según información que publican medios internacionales.

Tras un concurso internacional, en un severo escrutinio que contó con más de cien participantes, el arquitecto español Manuel Núñez Yanowsky salió airoso con un diseño que no es del agrado del alcalde de París, Bertrand Delanoë, quien criticó fuertemente la arquitectura del centro, catalogándola como ‘de imitación’ y ‘mediocre’, sin embargo no cuestiona la instalación de una iglesia ortodoxa y un complejo cultural ruso en el centro de la ciudad francesa.

En nota publicada por El País Delanoë deja clara su ‘oposición a este proyecto concebido por los Estados francés y ruso, sin el acuerdo del Ayuntamiento de París’, quien dispone solo de una opinión consultiva en el asunto y califica ‘su arquitectura de imitación apunta a una ostentación totalmente inadaptada a las orillas del Sena, un lugar clasificado patrimonio mundial de la Unesco’, señala el alcalde en un comunicado emitido el lunes, que cita este diario en su página web.