Temas Especiales

01 de Jun de 2020

Cultura

Descubren en Guatemala tumba de emperador maya de era temprana

Arqueólogos guatemaltecos informaron hoy sobre el hallazgo de una tumba de un emperador maya que habría gobernado en una era previa al e...

Arqueólogos guatemaltecos informaron hoy sobre el hallazgo de una tumba de un emperador maya que habría gobernado en una era previa al esplendor de esa cultura, y que data de hace más de 2.000 años.

La tumba, que estaba repleta de joyería en jade y otro tipo de decoración, podría arrojar luz en torno a los inicios de la cultura maya, la cual se extendió desde el centro de México hasta Honduras, explicó el arqueólogo Miguel Orrego.

La tumba fue descubierta por los arqueólogos en las excavaciones del centro ceremonial de Tak'alik Ab'aj, y pertenecería al Rey K'utz Chman, quien habría reinado unos 700 años antes de Cristo.

El sitio arqueológico se encuentra cerca de la localidad de Retalhuleu, en el oeste de Guatemala.

Orrego explicó que la tumba sería el vestigio más antiguo que se tenga sobre la cultura maya hasta ahora, y sería el gobernante que habría servido de enlace entre las culturas olmeca y maya.

El imperio olmeca comenzó a perder hegemonía y se desvaneció alrededor de los 400 años antes de Cristo, y el apogeo de la civilización maya no llegó sino hasta el 250 después de Cristo.

Algunos historiadores citados por medios de prensa consideraron que K'utz Chman fue el primer gobernante en introducir algunos elementos que posteriormente definirían a la cultura maya, como la construcción de pirámides en vez de estructuras cuadradas y el tallado de relieves en piedra, que narraban las historias de las familias gobernantes.

Entre los objetos que hallaron los arqueólogos en el interior de la tumba se encontró un collar con un dije tallado, semejante a la cabeza de un buitre, un símbolo que representaría el poder y el alto nivel económico que tendrían los ancianos más respetados de ese entonces.

Los científicos ubicaron la tumba desde junio, pero no fue sino hasta ahora cuando se pudo comprobar que la tumba perteneció a K'utz Chman.

Pese a que no se pudieron encontrar restos humanos en el lugar, pruebas de carbono a los artefactos que fueron hallados sugieren que el monarca fue sepultado entre los años 770 y 510 antes de Cristo.