Temas Especiales

24 de May de 2022

Cultura

Natural y saludable

Los arreglos y construcciones no cesan en San Felipe. Pero a pesar de ello, el área no deja de ser visitada por turistas y nacionales qu...

Los arreglos y construcciones no cesan en San Felipe. Pero a pesar de ello, el área no deja de ser visitada por turistas y nacionales que todos los días descubren nuevos rincones y novedades gratas. Justo en calle Iera, rumbo ala Plaza de Francia está ubicado un nuevo restaurante, Veggie Moon.

‘En el Casco Viejo no había nada igual’, dice Miguel Degracia, gerente general de Veggie Moon, y un grupo de empresas del Sector de alimentos y bebidas que incluye Diablicos (Casco Viejo ) el nuevo Diablicos, por abrir en Amador y Macarronni, también por inaugurar.

El gerente detalla que en el área existen diversos restaurantes dedicados a la cocina internacional y está Diablicos, una contraparte nacional, por lo que buscaron una opción diferente, con propia personalidad.

‘Nos enfocamos en el concepto de comida saludable, una tendencia que va tomando fuerza, pero no quisimos encasillarnos solamente en un tipo de comida como la vegetariana. Así es que ligamos otras opciones como pescados y mariscos’, explica.

Veggie Moon ofrece opciones vegetarianas, veganas y también platos para los amantes de pescados y mariscos, preparados con ingredientes frescos tanto nacionales como importados. ‘Todo lo hacemos en casa, hasta el pan que se muele para cubrir el atún. Ofrecemos comida saludable con estilo, en un ambiente tranquilo’, afirma Degracia.

En el salón la música es tenue, no hay televisores y se disfruta de una temperatura agradable. No hay un límite de tiempo para las reservaciones, el ambiente es relajado.

La decoración, con mínimos detalles pero muy buen gusto, colabora en este sentido. Resalta un piso gastado, detalle original de la casa del barrio colonial que también luce paredes de piedras y elegantes ventanas francesas blancas. El mobiliario es en su mayoría blanco, ofreciendo amplitud y calma, pero algunos sillones rojos y negros crean un balance justo. El toque moderno: lámparas tipo chandelier hechas con copas de vino. Flores naturales completan la sobria decoración.

LA CARTA

Platos inspirados en la cocina italiana y en la cocina internacional forman parte de una carta muy variada que incluye entradas, sopas y cremas, ensaladas, pastas y risottos, mariscos y pescados y postres. ‘Más que un sabor específico lo que nos diferencia es la combinación de ingredientes que utilizamos en cada preparación. La tendencia es a lo hecho en casa hecho a mano, no importa de dónde vengan los sabores’, afirma Degracia.

En las entradas sobresalen por el gusto del público el tortín de queso, y la parmesana de berenjenas, aunque puede degustar también los camarones veggie con zuchinnis, tomate cherry y albahaca; un sufflé de quinoa con crema de cebollas blancas un milhojas con verduras crispis en crema de tomate con almejas; el carpaccio de atún en salsa mediterránea o unas mini hamburguesas de corvina en salsa de centollo.

En el apartado de sopas y cremas está la sopa de lentejas al estilo Veggie Moon, una crema de garbanzos con chili, el bisque de langostinos o la sopa de langosta.

También encontrará refrescantes ensaladas como la ensalada moldeada, preparada con hojas varias, tomate, aguacate, tofu y mango con aderezo agrio de yogurt y reducción de aceto balsámico y canela; la ensalada de manzana y brie; una ensalada de tres granos que incluye arroz, trigo sarraceno, cebada, apio, tomates secos y perejil o la ensalada de langostinos, cebollas rojas tomate cherry y albahaca.

Si opta por pastas o risottos, pruebe un linguine con langosta tomates dulces, los raviolis con cebolla morada con camarones y brocoli, los agniolotis de berenjenas con ricotta ahumada y tomates picantes, tallarines en tinta de calamares, el risotto mixto de champiñones o el de zuchinnis al aroma de azafrán.

Los platos fuertes, con pescados y mariscos incluyen un filete de corvina servido en una cama de pan frito con tomates y langostinos, pargo rojo sorpresa en salsa roja y azafrán, filete de atún rojo en alsa de naranja y pan integral, filete de salmón con chimichurri de alcaparra, un tempura de mariscos y verduras y, por último, la langosta según sugerencia de chef.

Para terminar la velada con un sabor dulce, postres como el crocante en salsa de fresas, helado cremoso hecho en casa mezclado con trozos crocantes de caramelo y nueces y acompañadas de salsa de fresas y frutos rojos de bosque; un turrón en salsa de chocolate, el mousse de naranja, el flan de soya y caramelo, un tortín de chocolate con helado de vainilla y un creme brulée de lavanda.