Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Cultura

Un breve respiro australiano (o lo que quedó afuera)

Lo que el documental no cuenta (quizás por su intenso afán de concentrarse en la relación de Sixto Rodríguez con Sudáfrica) es que Austr...

Lo que el documental no cuenta (quizás por su intenso afán de concentrarse en la relación de Sixto Rodríguez con Sudáfrica) es que Australia, Nueva Zelanda y Botswana también fueron lugares en los que Rodríguez se ganó el respeto del público.

Cuando las copias de los discos lanzados por Sussex se agotaron en Australia, una disquera local , Blue Goose Music, compró los derechos de las canciones de Rodríguez. Eran mediados de los 70’. Blue Goose lanzó los dos discos de estudio además de una compilación con tres nuevos temas, titulada At His Best. Esto suscitó la renovación de un moderado interés en la música de Rodríguez, quien realizó una breve gira por Australia en 1979. Volvería dos años más tarde para una segunda gira, antes de volver a hundirse en las familiares sombras de su cotidianidad.

‘Cold Fact’, que pasó desapercibido en América, fue un disco bien recibido en esos países. Al escucharlo, se entiende porqué: es una gran colección de oscuras e intensas canciones, muy concienciadas, con la influencia lírica de la imaginería de Dylan y los sonidos de voz de José Feliciano. Simples en su estructura, pero muy versadas en el conocimiento del lenguaje y las emociones callejeras.