Temas Especiales

16 de Apr de 2021

Cultura

Estampas del fervor

Un recorrido previo me llevó desde Veraguas hasta Colón. Aunque éste no era mi objetivo inicial, fue irresistible visitar las iglesias e...

Un recorrido previo me llevó desde Veraguas hasta Colón. Aunque éste no era mi objetivo inicial, fue irresistible visitar las iglesias en esta época de Semana Santa. Fue una experiencia curiosa. Por unos instantes, me imaginé que todo sería galerías de santos y gente rezando en la fresca penumbra.

Para los adultos los templos no son más que un lugar de culto, pero para un niño puede ser desde el sitio más extraño hasta el más curioso.

Contemplar una procesión en el distrito de Soná en Veraguas o una niña durmiendo en el Casco Viejo me hacen experimentar el verdadero sentido de estas fechas, al tiempo que me revelan una gran verdad: Dios siempre recibe a los que anhelen visitar su casa, ya sean pecadores o puritanos.

Durante el recorrido me percato que otro lugar que, al igual que los templos, se encuentra atiborrado es el mercado del marisco. Decenas de fieles acuden en busca de pescado o mariscos. Los precios varían de mesa en mesa.

Las personas viajan cientos de kilómetros durante estos días. No obstante, para mi ésto no hace falta, ya que un espacio para reflexionar se puede encontrar dentro de uno mismo.