18 de Sep de 2021

Cultura

Una Cinta Costera de fábula

El documental que analiza el impacto del proyecto se presentará en Brasil

Hace unos meses atrás, en pleno efervescencia del torneo electoral, el ex presidente Ricardo Martinelli inauguró una de las obras más emblemáticas -junto al Metro- de su administración: la tercera fase de la Cinta Costera III, que incluye un viaducto marino que conecta la Avenida Balboa con Barraza y el acceso al Puente de Las Américas.

La obra fue construida por la empresa brasileña Odebretech, a un costo que supera los 700 millones de dólares. Dado que ha cercado al Casco Antiguo y obliterado su relación con el mar (el sitio fue diseñado por los españoles para resistir posibles incursiones de corsarios), este proyecto ha generado numerosas críticas, tanto a nivel internacional como local.

Asimismo, ha atraído los dardos del periodista investigativo Guido Bilbao y del cineasta Enrique Castro Ríos. Producido por Bilbao y dirigido por Castro Ríos el documental La Fábula analiza el impacto sociológico y cultural de la obra que casi le cuesta al Casco Antiguo perder su condición de ‘Patrimonio de la Humanidad’, que le fue conferida por la UNESCO.

A nivel local la proyección de La Fábula generó, según Bilbao, ‘distintas reacciones aunque la mayoría termina hablando de lo que nos interesa a todos: sobre los entrecijos de la panameñidad’. Lo único que Bilbao lamenta ‘es no haberla terminando antes’ de la inauguración del proyecto.

FESTIVAL ECOLÓGICO

Recientemente, el documento fue escogido entre más de 400 películas de 70 países para ser presentado en el marco del ‘Festival Filmambiente’, en Brasil. La Fábula se proyectará el primer día del festival, que arranca el cuatro y concluye el 11 de septiembre. ‘Es muy interesante que se esté presentando en Brasil, porque uno de los protagonistas de la película es precisamente Odebrecht’, manifestó.

El periodista argentino precisó que la temática del documental se acopla perfectamente con el espíritu del festival, ya que ‘la Cinta Costera III es como una bomba de racimo: un atentado al patrimonio, al ambiente y al erario público’. Para él La Fábula ‘es un intento de hablar de las consecuencias en nuestra identidad de un tipo de desarrollo económico que no nos hace más felices. Y en la locura vamos mordiéndonos la cola, borrando nuestras huellas hasta que ya no sabemos dónde estamos. Cómo cuando vas a San Felipe: miras el mar y ves luces de neón’, comentó.

Acerca del resto de las películas que se estarán proyectando en el jardín botánico, la playa ‘botafogo’ y en salas muy particulares de Río de Janeiro, Bilbao destaca que ‘el nivel de las películas es impresionante. Miras los trailes y te asustas’.

Refiriéndose al uso que hizo del humor, Bilbao afirma que el ‘panameño tiene la sabiduría, a veces, de saber reírse de las tragedias que lo acechan... El documental refleja esa cartacterística y trata de explotarla en beneficio del relato’.

Acerca de los proyectos que mantiene la empresa brasileña con el actual gobierno, como la construcción de la hidroeléctrica Chan II, Bilbao manifestó su decepción con el presidente Juan Carlos Varela por no atreverse a investigar los proyectos que presentaron irregularidades. Como es el caso de la Cinta Costera III, en la que se licitó un túnel y se construyó un viaducto, una situación que se sumó ‘al daño patrimonial y ambiental’.