Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Cultura

El despecho como fuente de inspiración

La desdicha amorosa se reinventa en forma de canción. El pop invade el género mientras los nostálgicos mantienen vigentes a los originales

‘Rata inmunda , animal rastrero ,escoria de la vida, adefesio mal hecho. Infrahumano, espectro del infierno, maldita sabandija, cuanto daño me has hecho’.

Al que le gusten las baladas, muy probablemente le haya resultado fácil pensar en esos versos durante algún mal paso sentimental. Y los menos conocedores de ese estilo, tampoco habrán sido inmunes a ellos. Porque, según explica un experto en los gustos musicales de la audiencia, DJ Foster, ‘las baladas las ponen en todas partes’.

Con él coincide DJ Markito, que además asegura que la gente disfruta de esas canciones porque ‘se pueden identificar con ellas’.

INSPIRACIÓN DESPECHADA

El despecho llegó para quedarse en las baladas latinoamericanas que se popularizaron desde la década del 70’ del siglo pasado. Con canciones como ‘La Nave del Olvido’, ‘Penumbras’, ‘La Maldita Primavera’ y ‘Olvídame y Pega la Vuelta’ , la parte del continente que habla español le dio al llanto y el menosprecio un papel estelar en sus canciones.

ORÍGENES

La balada romántica latinoamericana tuvo su origen en coplas españolas de la década de 1940. Aquellas descubrieron la orquesta sinfónica moderna, que para ese entonces era utilizada en la balada europea del momento, cuando violines y arpas empezaban a conjugarse con letras dedicadas al amor y sus desventuras.

ÉPOCA DORADA

Durante los 70’s el boom del género, que en España se dio con artistas como Raphael, Rocío Durcal, Nino Bravo, Julio Iglesias y Camilo Sesto, replicó en América Latina con cantantes como Silvana Di Lorenzo, Yuri, Tormenta, Ximena de Colombia, José Luis Rodríguez (El Puma), Lupita D’Alessio , Sandro, José José y Amanda Miguel, y más adelante, grupos como Pimpinela y Pandora.

ROMANCE POP

De a poco, el género ha ido fluctuando hacia ritmos del pop. De hecho, desde los 80’s ya se podían escuchar baladas en las que el sintetizador jugaba un papel principal.

Luego llegaron intérpretes como Luis Miguel, que con sus boleros recordó aquella época dorada de las canciones melosas y enamoradas.

Ya en un plano contemporáneo, y más del lado del pop que de la balada, podemos destacar a artistas como Ricardo Arjona, Ricardo Montaner, Franco De Vita, Thalía y Luis Fonsi.

INFLUENCIA EN PANAMÁ

Panamá también tuvo su cuota de baladistas. De hecho, también en los años 70 comenzaron a sonar temas como Elisa y Popurrí de Los Combos Nacionales, que causaron furor y aún hoy conservan seguidores.

Discotecas como La Bombardi, en Río Abajo, mantienen viva la época y sus ritmos.

Basilio, Anayansi, Paulette, Betzaida y Nilena Zisópulos son otros de los que encontraron en el amor y el despecho sus fuentes de inspiración.

Incluso, las mezclas modernas han tomado prestadas letras de esas baladas.

DJ Markito recuerda que el reggae romántico panameño se ha visto seducido por la balada latinoamericana y pone como ejemplo a Macano, cuya canción ‘Me marcho’ es una adaptación de la original de Los Combos Nacionales.