Panamá,25º

15 de Nov de 2019

Cultura

Solicitan destituir a la reina de Calle Abajo 2016

Ex reinas de este toldo aseguran que Massiel Llamas ha pertenicido a la tuna contraria

Con más de 10 meses de por medio para celebrar una de las más gustadas fiestas de los panameños, los carnavales 2016, y ya estos están marcados con una polémica en torno a la recién elegida reina del toldo de Calle Abajo de Las Tablas.

Entre sus protagonistas están treinta ex reinas de Calle Abajo de Las Tablas que solicitan destituir de manera definitiva la designación de Massiel Alejandra Llamas Castro como reina de Calle Abajo para el año 2016.

Massiel, es una chica que se ha preparado y que fue presentada a la tuna el día más importante del Carnaval y todo marchó bien. Domingo González-Lapenta--Vocero de Calle Abajo de las Tablas

Según una carta dirigida a la Junta Directiva del Carnaval de Calle Abajo, una de las razones de la petición de las ex reinas es que Massiel ‘posee un amplio y certificado recorrido en la tuna contraria’.

El documento —suscrito por ex reinas como Eneida Decerega, primera coronada en el toldo de Calle Abajo en 1951; Itzel Díaz (1982); Sara Bello (2007); Martha Esthela Domínguez Benítez (1994); Cyndhel Rashell Rivera (2011) y Lía Victoria Borrero de Jurado (1979)— manifiesta que la recién elegida reina 2016 ‘no proviene de ninguna dinastía tableña, claramente establecida’.

Agrega la carta que Massiel ‘ha pertenecido a la corte real de la tuna contraria, calle Arriba de Las Tablas, al igual que su progenitora’.

El grupo de ex soberanas aclara en la nota que no tienen ningún criterio personal ni familiar en contra de Massiel Alejandra.

Respecto al tema, consultamos a Domingo González-Lapenta, vicepresidente y secretario de Prensa Relaciones Públicas de la junta directiva y dijo que ‘Calle Abajo de Las Tablas ya tiene reina para el 2016, eso es un hecho !No hay más que opinar!’.

Domingo, dijo antes de que esta redacción recibiera la carta— que esos rumores son para polemizar la imagen de la actual reina, pero no hay razón para el rechazo.