Temas Especiales

04 de Apr de 2020

Cultura

Las diferentes vidas de Peña Domingo

Política, pareja sentimental y madre. La primera dama de Costa Rica mantiene todos sus roles en balance.

Mercedes Peña Domingo no es fanática de los tacones ni de los vestidos muy exuberantes. Solo basta observar a la primera dama de Costa Rica para deducir que, en lugar de los brillantes bolsos y atuendos llamativos, ella prefiere un ‘look' más sencillo y cómodo, que esté más de acorde con su condición de politóloga. Antes de que Luis Guillermo Solís asumiera la presidenta de Costa Rica, le solicitó que le permitiera encargarse de los temas relacionados con el reforzamiento de los gobiernos locales, que es el área en la cual está especializada y en la que seguro podría aportar más. No solo en este punto ha decidido asumir un rol distinto al de la primera dama convencional, sino también en la unión libre que mantiene con el mandatario, quien también es el padre de su hija. Al igual que millones de mujeres alrededor del mundo, Peña Domingo debe esforzarse para equilibrar sus diferentes roles.

¿SER PRIMERA DAMA ES COMO SE LO IMAGINÓ? SI ES QUE SE LO IMAGINÓ...

Digamos que yo nunca me lo había imaginado, pero una vez Luis Guillermo se metió a la lucha política estaba dentro de las opciones. Lo que sí quedó claro es que yo quería aportar en lo que conocía, y lo que conocía era el tema local. Entonces, para mí esta responsabilidad de primera dama está siendo muy bonita al poder acompañar al presidente desde el tema que conozco y en lo que trabajé los últimos 20 años.

¿CUANDO SE CONOCIÓ EL TRIUNFO DE SU PAREJA, QUÉ PASÓ POR SU MENTE?

Fundamentalmente cómo cambiaba nuestra vida, la mía, la de mi pareja, la de mi hija...

¿CUÁL HA SIDO SU PRINCIPAL RETO DESDE QUE ENTRÓ A ESTE CARGO?

Todo el tema de articulación con las instituciones del Estado ha sido un reto, pero ha sido un reto placentero. Estoy contenta y satisfecha de todo ese proceso de articulación interinstitucional.

¿CÓMO LE VAN CON LOS PROYECTOS COMO POLITÓLOGA?

Tenemos el programa ‘Tejiendo desarrollo' en el marco del grupo núcleo, donde hay ministerios e instituciones autónomas. Yo también estoy ahí acompañando. Llevamos más de 8 meses y todavía quedan casi 4 años.

¿CUÁLES SON SUS METAS COMO PRIMERA DAMA?

Acompañar el fortalecimiento de los gobiernos locales, robustecer la democracia costarricense y la institucionalidad. En general, mejorar la calidad de vida de los costarricenses, que es un enunciado muy grande. Yo creo que si acompaño la coordinación entre gobierno local y gobierno nacional, en esa coordinación interinstitucional me doy por satisfecha.

¿CÓMO REACCIONA EN MOMENTOS DE CRÍTICAS NEGATIVAS?

La verdad es que al presidente Luis Guillermo Solís le eligieron con las responsabilidad de cambiar una realidad política que se viene arrastrando desde hace muchos años. Un bipartidismo muy asentado y sabíamos que no iba a ser fácil esa realidad. Ante eso, debemos seguir trabajando, seguir con la propuesta que lo hizo cambiar, trabajar con ejemplo y estar en comunicación directa con ciudadanos y ciudadanas. Yo creo que eso es lo mejor que se puede hacer.

¿CUÁLES SON SUS METAS COMO FAMILIA?

Continuar como estamos, acompañando a Luis fortaleciéndonos como familia.

¿EN ALGÚN MOMENTO DIJO QUE UNO DE SUS DEBERES SERÍA DARLE UN JALÓN AL PRESIDENTE CUANDO FUERA NECESARIO?

La verdad es que el presidente Solís es muy aterrizado. Si por si acaso se le olvida algo -especialmente de dónde viene- ahí estaré para recordárselo. Para él la familia representa un cable a tierra y él es muy centrado.

¿LE HA TENIDO QUE DAR ALGÚN CONSEJO A SU ESPOSO EN LO RELACIONADO A GOBIERNO?

No, realmente participé tras bambalinas en la campaña, pero consejos no. Sí hemos discutido, analizamos temas de la propuesta, la realidad de la coyuntura política de ese momento. No me gustan muchos los consejos, para mí es más valioso, el conversar y pensar bien las cosas.

¿CÓMO SE MANTIENE EL LÍMITE ENTRE ESPOSA Y PRIMERA DAMA?

Las mujeres somos especiales para mantener nuestro doble y triple rol, todos los días lo hacemos. Llevamos las casa, cuidamos a nuestros hijos. Entonces estoy haciendo lo mismo que la mayor parte de las mujeres en cualquier parte del mundo. Acompaño a Luis cuando lo necesita, estoy trabajando todos los días, me ocupo de mi casa, de mi hija y además no quiero renunciar a ninguno de mis roles. A veces las horas y el día se quedan cortos pero lo disfruto mucho.

¿HAY REGLAS EN EL HOGAR PARA MANTENER ESOS LÍMITES ENTRE SUS FUNCIONES Y LA VIDA FAMILIAR?

Realmente los dos respetamos el espacio familiar, tenemos muy claro cuál es el espacio público y cuál es el espacio privado y no hace falta poner reglas. Hasta el momento nos va muy bien.

¿CÓMO HACE PARA ESTAR PENDIENTE DE SU NIÑA DE 8 AÑOS?

Voy a la oficina todos los días, pero luego en las tardes cuando sale mi hija de la escuela la acompaño en sus actividades extracurriculares y estoy con ella. Preparo la comida que se lleva a la escuela todos los días. Como lo dije anteriormente, es algo que las mujeres hacen todos los días y yo no soy la excepción a eso.

¿CÓMO CONOCIÓ A SU ESPOSO?

El me dio clases en la Universidad para la Paz y ahí le conocí. Luego la vida nos llevó por caminos distintos y bueno, luego nos reunió.

PERFIL DE UNA PRIMERA DAMA

De la universidad a la presidencia

El hecho de haber nacido en España no le ha impedido a María Mercedes Peñas el ocupar el puesto de primera dama dentro del gobierno costarricense, cargo que ostentará hasta el 2018, cuando venza su período.

En la hoja de vida de Peñas Domingo destaca su puesto como directora de la Fundación para el Desarrollo Local y el Fortalecimiento Municipal e Institucional de Centroamérica y del Caribe (FUNDEMUCA). A través de esta oficina se ha encargado de fomentar el desarrollo local en la región.

Su ascenso en las altas esferas de la política no es casualidad. Para ello se preparó a conciencia, estudiando ciencias políticas con especialidad en relaciones internacionales en la Universidad Complutense de Madrid. Fue, precisamente, mientras cursaba una maestría en relaciones internacionales en la Universidad para la Paz de Naciones Unidas, donde conoció a Guillermo Solís, el actual presidente de Costa Rica, quien en ese entonces se desempeñaba como docente en este centro universitario.

Ella y Solís son los progenitores de una niña llamada Inés. El presidente es padre de otros cinco hijos, producto de un matrimonio anterior.

Peñas Domingo ha manifestado abiertamente que no tiene intenciones de asumir el rol tradicional de una primera dama, aportando activamente al gobierno, en especial a lo que se refiere el tema de desarrollo municipal, en el que es experta.