Temas Especiales

20 de Jan de 2021

Cultura

El amante japonés

En su nuevo libro Allende nos presenta una trama reposada, cautivante y alejada de maromas o correrías de amantes fugaces

La última novela de la escritora chilena Isabel Allende, titulada El Amante Japonés , aborda un tema que es muy fácil pregonar pero muy difícil practicar: cómo envejecer sabiamente. La dedica a sus padres, ‘ancianos sabios' como escribe en la dedicatoria. Le escuché decir en una entrevista que su madre, Panchita, tiene 94 años y el padre (que en realidad es su padrastro, pero fue quien la crió, 99). Coincide también con la noticia que Isabel se ha separado de Willy Gordon, su marido de hace más de veinte años, y no faltó quien maliciosamente, sin leer el libro, señaló que el título seguramente era porque la galardonada escritora tenía un amante.

Si fuera así, enhorabuena por Isabel, pero la trama del libro es reposada, cautivante y alejada de maromas o correrías de amantes fugaces. Es sobre la vejez, la previsión de hacerlo de manera muy planificada y no ser una carga para la familia. Tiene una combinación de personajes maravillosa: el japonés cuya familia vivió los tiempos de la II Guerra Mundial, cuando los originarios del Imperio del Sol Naciente, estuvieran donde estuvieran (incluso aquí en Panamá ocurrió), fueron llevados a campos de concentración en los Estados Unidos, en represalia por el ataque japonés a la base naval de Pearl Harbor en 1941; la joven que escapa a su pasado de un país tan poco conocido y tan desteñido (como ella) como es Moldavia; la aristócrata judía polaca que es enviada por sus padres a California para evitar los horrores de esa guerra; sus parientes que se destacan por la filantropía que solamente es conocida cuando mueren; varios ancianos que van a recluirse a Lark House que, sin ser una casa de retiro de lujo, ofrece todas las comodidades para pasar esos años sin ser una carga para sus familias, o para mitigar la soledad de los que no tienen parientes. Una novela esperanzadora que tiene un desenlace imprevisible y regocijante.

GUIÑOS LITERARIOS

La escritora chilena saltó al estrellato con su primera novela, La casa de los espíritus , que fue llevada al cine y sigue siendo una obra de referencia. Produce de manera incansable y dice que siempre empieza sus libros el día 8 de enero de cada año. A veces esto no ha sido posible, por circunstancias como las que atravesó al tener por muchos meses a su hija Paula enferma de porfiria, afección que finalmente la mató y a quien le dedicó un libro que recogía las cartas que le enviaba aunque Paula no las leyera, por recomendación de su editora, la inmortal Carmen Balcels.

También ha escrito libros de cocina afrodisiaca combinados con literatura y que le hacen guiños a los lectores jóvenes, pero lo que mejor le sale son las novelas y ésta en particular, es una de esas que no te dejan abandonarla y leerla hasta el final sin parar.

LA SOBRINA DE ALLENDE

En sus novelas ha tratado leyendas como la del Zorro, y los juegos de muchachos, y como la de ‘Jack The Ripper' (en referencia a ‘Jack El Destripador'). La autora se ha referido a las anécdotas y creencias más fuertes del amor e incursionado en temas históricos sin demasiado rigor, pero con un manto de mística como ‘Hija de la Fortuna' y ‘Retrato en Sepia'. También mereció el Premio Nacional de Literatura en Chile en 2010 y el Premio Hans Christien Andersen en 2012 por la trilogía ‘Memorias del Águila y el Dragón', en Dinamarca.

Aunque nació en Perú, es chilena y sobrina del Presidente Salvador Allende. Emigró en 1975 a Venezuela, donde se forjó como novelista en una humilde mesa de cocina, tecleando sus historias, como producto de una mente prodigiosa e inventiva, en su máquina de escribir, mientras compartía su papel de madre con la de periodista en ese país, en el que vivió hasta 1988.

Desde entonces vive en California, concretamente en Sausalito, junto al gringo con el que hasta ahora ha estado casada, enfrentando no una sino muchas circunstancias familiares adversas, como fue la enfermedad y muerte de su hija o las diversas tragedias por las que ha atravesado William Gordon con los suyos. Dice que su madre, que vive en Chile y con quien habla a diario, le corrige todos sus textos y que no viaja a ningún otro país a eventos literarios, a menos que sea el suyo y a España porque allí está su editora y fue quien la lanzó a la fama y donde la editan y a los Estados Unidos porque allí vive. Eso se lo escuché el año pasado en Santiago de Chile.

==========

‘‘El amante japonés' es sobre la vejez, la previsión de hacerlo de manera muy planificada y no ser una carga para la familia',

MARIELA SAGEL

ARQUITECTA Y EX MINISTRA

==========

CONVIVIENDO CON EL ENEMIGO

Mujeres de Alemania, Italia y Japón evacuadas desde la Zona del Canal de Panamá a Estados Unidos para ser internadas en campos de concentración, Colección del Museo del Canal Interoceánico de Panamá, donación de Ricardo Gago Salinero; libro Panamá a través de la fotografía 1860-2013 , Fundación Mapfre.