Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Cultura

Vandalizan por segunda vez la "vagina de la reina" en Versalles

La escultura ya había sido vandalizada en junio y este domingo fue recubierta de inscripciones con pintura blanca

Vandalizan por segunda vez la
Vagina de la reina en Versallles.

La monumental escultura "Dirty Corner" del artista Anish Kapoor, instalada en los jardines del Palacio de Versalles, fue de nuevo vandalizada este domingo, un acto condenado por el presidente François Hollande.

La obra, una trompa de acero de connotaciones sexuales apodada "la vagina de la reina" por la prensa, está expuesta junto a otras obras del artista de 61 años desde el 9 de junio en Versalles, uno de los lugares más turísticos de Francia.

La escultura ya había sido vandalizada en junio y este domingo fue recubierta de inscripciones con pintura blanca en defensa de la monarquía y con mensajes antisemitas.

El presidente François Hollande denunció el acto vandálico, expresó su "solidaridad" y reiteró su "apego indefectible a la libertad de creación que tiene su lugar en los lugares más prestigiosos de nuestro patrimonio", según un comunicado de la presidencia.

"Este acto de una violencia intolerable contra la obra de un artista internacional me escandaliza y me sorprende", dijo por su parte Catherine Pégard, la directora del establecimiento.

"Estoy escandalizada por el uso a referencias abominables no sólo contra la obra de un gran artista internacional sino también contra el castillo de Versalles y contra la cultura en general", añadió.

La escultura "Dirty Corner" ("Rincón sucio") está instalada en la avenida principal de los jardines del Palacio de Versalles, cerca de París, y tiene la forma de un túnel de acero oxidado de 60 metros de largo que se abre de manera "muy sexual", según el propio artista angloindio.

El túnel está rodeado de excavaciones y de enormes bloques de piedra, algunos pintados de rojo.Kapoor, un artista británico de origen indio, afirma sin embargo que nunca utilizó la expresión "vagina de la reina".

La ministra francesa de la Cultura Fleur Pellerin fue el domingo por la tarde al Palacio de Versalles para constatar los daños."Vandalizar una primera vez la obra de Anish Kapoor era ya intolerable, una violación a la libertad de creación, que condené firmemente", declaró la ministra.

Pero "los mensajes antisemitas en este segundo acto de vandalismo la hacen aún más insoportable", agregó.La policía urbana de Versalles, una ciudad conocida por su tradicionalismo, está a cargo de la investigación."Conocemos a algunas personas de tendencia ultraconservadora, tenemos algunas idea sobre personas que tienen eses perfil", dijo una fuente cercana a la investigación, citando "un mensaje a la tendencia monárquica".

El Palacio de Versalles ha abierto sus puertas en los últimos años al arte contemporáneo y a algunas exposiciones, como las de Jeff Koons (2008), Takashi Murakami (2010) o Joana Vasconcelos (2012) en los aposentos reales, lo que despertó controversias.

En octubre de 2014, una escultura a medio camino entre un árbol de navidad y un juguete sexual gigante del artista Paul McCarthy fue vandalizada en pleno centro de la capital francesa. McCarthy, que había sido abofeteado durante la instalación de la obra por un desconocido, había decidido desmontarla.

Después de la primera degradación de su obra, Anish Kapoor había asegurado que no buscaba "provocar". "Me niego categóricamente a que asocien 'Dirty Corner' a la obra del artista estadounidense Paul McCarthy, sexualmente explícita y reivindicada como tal", había dicho.