Temas Especiales

06 de Feb de 2023

Cultura

La telenovela de la realidad en el teatro

Un grupo de actores hace todo lo posible por evitar que cancelen su show, sin saber que sus rivalidades fuera de cámara son lo más cotizado

La telenovela de la realidad en el teatro
La telenovela de la realidad en el teatro

La novela más terrible de la historia de la televisión, Dieta de Pasiones, está a punto de ser cancelada.

Los actores son Noelia Esther Francis como el personaje de Lucinda Antonia María, Irina Fuentes Lara como Paulina Estefanía Aurora y el galán Lorenzo Cuervo, como Pablo Agustín Ernesto. Ellos se ganaron los papeles porque realmente nadie más participó de la audición.

También los acompaña un repartidor de pizza que, aparentemente por error, consiguió que le ofrecieran la oportunidad de actuar y funge de distintos personajes (u objetos) dentro de la telenovela.

Noelia (Neysa Ferguson) es una actriz de larga trayectoria que, por ser la más experimentada se siente superior a los demás. Sin embargo, se siente frustrada porque con el pasar del tiempo la han dejado de llamar para papeles importantes y solo la contratan para hacer de abuela.

Ella tiene sus roces con el que hace de galán, Lorenzo (Juanxo Villaverde) y con la protagonista, Irina (Yimara Pérez Royko ), quien, sin talento alguno, aspira a ser una gran actriz y consigue sus roles por sus atributos físicos.

En su afán por evitar que les cancelen el contrato, los actores empiezan a tramar maneras de dilatar sus últimos capítulos.

Pero los productores pronto se dan cuenta de que los dramas, emociones y rivalidades que surgen entre los personajes, al dejar de rodar las cámaras, tienen más chispa y potencial que la telenovela misma.

Así se inicia Dieta de Pasiones, una nueva comedia producida por Augusto Posso y dirigida por Renán Fernández, con texto de Jonathan Prosper. Se podrá disfrutar en el Teatro La Quadra de martes a sábado hasta el 27 de septiembre.

UNA TELENOVELA TEATRAL

A Posso le fascina la comedia y esta es su segunda obra como productor.

La idea de poner una ‘telenovela' sobre las tablas se le ocurrió porque, en ocasión, para meterle comedia a las actuaciones dramáticas, las representan como ‘novela'.

‘Eso le encanta al público, porque es súper exagerado', señala Posso. ‘Y ofrece la posibilidad de inventar y hacer cosas más graciosas'.

Tras darle vueltas a la idea, decidió presentarle el concepto a Prosper, el escritor, a quien le pareció estupenda.

‘Me emocioné cuando me mostró los tres primeros diálogos y solté una carcajada', recuerda Posso.

Aunque la escenografía en la obra es simple, al director, Renán Fernández se le ocurrió pintar el piso como si fuera un tablero de ajedrez, para representar los conflictos entre los personajes.

Asímismo, los actores se mueven en el espacio como las fichas que simbolizan. Por ejemplo, Irina escenifica al caballo y se desplaza en forma de ‘L', Lorenzo es el alfil y se mueve en diagonal, mientras que Noelia es la reina y el repartidor de pizzas, la torre.

‘La propuesta de Renán, en torno a manejarlo como un juego de ajedrez es bastante interesante', indica la actriz Yimara Pérez Royko. ‘La pieza también tendrá varios colores... primarios en el primer acto y la unión de estos en el segundo acto', sostiene la actriz. ‘Esto representa cómo van evolucionando los personajes, porque la vida real de ellos se va entrelazando con la telenovela.'

==========

‘Los colores representan cómo van evolucionando los personajes, porque la vida real de ellos se va entrelazando con la telenovela'

YIMARA PÉREZ ROYKO