La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Cultura

‘Chipa', el popular pan paraguayo que no falta en Semana Santa

Su preparación comenzó ayer en muchos hogares, aunque en la mayoría de ellos se pospone hasta hoy

El pan se prepara en un horno de barro.

La chipa, el pan paraguayo elaborado a base de almidón de mandioca, harina de maíz y queso, es la estrella de las mesas del país durante la Semana Santa, cuando las familias ponen en marcha sus hornos caseros para cocinar el popular aperitivo.

Su preparación comenzó ayer en muchos hogares, aunque en la mayoría de ellos se pospone hasta hoy, siguiendo la tradición de cocinar grandes cantidades que duren hasta el Domingo de Resurrección.

‘Es fundamental para Semana Santa porque es el único alimento que podía durar mucho tiempo', dijo Clemente Cáceres, promotor de Cultura de la Municipalidad de Asunción en el barrio de la Chacarita.

Unas 30 variedades de chipa se prepararon en un horno de barro en Punta Karapá, un mirador oculto en el interior de ese barrio que desvela una panorámica del río Paraguay y de la bahía de Asunción.

Al conjunto habitual de ingredientes, huevo, queso, harina de maíz y almidón de mandioca, se le añadieron otros como carne, lo que convierte a la chipa en un refuerzo del que no se debe abusar.

‘Una comida muy fuerte que en un descuido puede engordar y más en Semana Santa cuando se le agregan más cosas para que dure y alimente más", afirmó.

En este sentido, el Ministerio de Salud Pública ha recomendado a los paraguayos que no utilicen demasiado sal en la preparación de las chipas para evitar excesos de calorías. Pero con sal o sin ella, la chipa, el ‘pan paraguayo', es parte de la identidad nacional.

De acuerdo con Cáceres, la chipa es de origen guaraní, uno de los pueblos indígenas de Paraguay, pero fue evolucionando con la mezcla de la cultura y la religión católica que llevaron los españoles.

‘Semana Santa es una fiesta muy fuerte y muy popular y la chipa la hace genuinamente paraguaya', añadió Cáceres mientras preparaba la masa y horneaba una bandeja tras otra para alimentar a los vecinos del barrio.

Sin embargo, la chipa es parte del paisaje paraguayo durante todos los días del año, cuando las chiperas salen a las calles de desde la mañana para ofertarlo como reconstituyente de la jornada.