Temas Especiales

24 de Nov de 2020

Cultura

Qué esperar de tu salón

Un estilo renovado, único y fresco se logra solo en manos de profesionales calificados que tomen en cuenta las cualidades físicas y psicológicas de la mujer

Cómo te mueves, a qué te dedicas, cuál es tu disponibilidad de tiempo. Todos estos elementos deben ser considerados a la hora de establecer el arreglo de tu cabello. El estilo propio es lo fundamental a la hora de establecer un cambio de look, sin embargo, no es lo único a tomar en cuenta.

BELLEZA

Los expertos

Fran Romo y María Contreras tienen más de 35 años de profesión, una trayectoria enriquecida con proyectos en pasarelas (Cibeles y Andalucía), con marcas reconocidas (El Corte Inglés) y en medios de comunicación con gran alcance (Televisión Española, Telecinco y Antena 3)

Decidieron el año pasado cambiar de residencia y optaron por Panamá ya que es un país que tiene cosas en común con España, de la región cuenta con la economía más sana y además ‘hay muchas mujeres y nosotros queremos dejarlas a todas muy guapas'.

En noviembre del año pasado abrieron las puertas de F&M Estilistas en Bella Vista, con el ánimo de ofrecer una opción diferente y renovada de peluquería y tratamientos estéticos en la ciudad. ‘Queremos que este sea un espacio relax, con estilo, donde las clientas se sientan bien y salgan complacidas'.

‘Cuales son tus rasgos, tu fisonomía, qué tipo de cabello tienes', estos detalles, de acuerdo con la estilista madrileña María Contreras, socia de F& M Estilistas en Panamá son básicos para a la hora de plantearse un cambio de imagen.

‘La mujer de hoy trabaja, está todo el día fuera, a penas tiene tiempo, entonces hay que pensar en algo que le resulte cómodo', asegura la también visajista. Pero esto no debe ser una excusa para quedarse estancada con la imagen.

‘Las mujeres normalmente levan el cabello largo porque les es muy cómodo en un momento determinado, cuando no lo tienen bien, recogérselo. Es lo más rápido, pero sí que es cierto que hay estilos de cabello y cortes que se adaptan perfectamente a la mujer panameña y solo tienen que atreverse', comenta.

Y es que al principio, todo cuesta. Y a la mujer le cuesta mucho cambiar porque sobre todo, depende de lo que le dicen los demás. ‘Hay que tener la aprobación del marido, de los amigos, todas esas cosas hacen que nos echemos para atrás, pero te puedo asegurar que cuando una mujer hace un cambio y el cambio se ha hecho para ella, queda encantada y se queda sorprendida. Feliz', dice Contreras convencida.

‘Sudamérica y sobre todo Centroamérica tiene una estética muy clásica, y a la gente le da miedo cambiar. El cabello es el marco de la cara, es algo con lo que tienes que estar bien y si sales de un salón y no estás encantada, y eso el ocurre a todas las mujeres, es muy difícil entrar a un sitio nuevo y pedir un cambio', agrega Fran Romo, socio de F & M Estilistas. ‘Es una labor que tiene que hacerse poco a poco para que ella descubra que hay nuevas tendencias, descubra nuevos estilos y muchas más opciones que pueden hacerla lucir mejor de lo que tenía', asegura.

TEMOR AL CAMBIO

Cualquier tipo de cambio, no solo en el cabello sino en la forma de vestir, todo en la vida puede generar cierto temor, aseguran los estilistas. Pero por ese miedo puedes estar perdiendo la oportunidad de lucir un cambio positivo en tu imagen o que incluso sea más práctico.

‘Estamos en una sociedad repleta de mujeres, tenemos que atrevernos a hacernos cosas porque es imprescindible para nuestro bienestar, para sentirnos bien, para estar a gusto con nosotras mismas', afirma Contreras.

‘La clave allí es que quien esté haciendo ese cambio sepa manejar tu cabello, para que cuando te laves el cabello en casa, quede bonito sin necesidad de pasar por el salón. Y que

‘NO A TODOS LOS CABELLOS SE LES PUEDE HACER LO MISMO, NI CORTARLOS DE LA MISMA MANERA, NI SE LES PUEDE PONER EL MISMO COLOR. CADA CABELLO ES ÚNICO Y EXCLUSIVO

MARÍA CONTRERAS

ESTILISTA

cuando pases, quede mejor', indica la estlista. Quien te atienda debe saber lo que tu cabello necesita para estar bien. ‘No a todos los cabellos se les puede hacer lo mismo, ni cortarlos de la misma manera, ni se les puede poner el mismo color. Cada cabello es único y exclusivo. Eso es lo que hay que trabajar', insiste Contreras.

Por su parte, Romo indica que un profesional debe encontrar un balance justo entre el estilo personal de su cliente y las tendencias actuales. ‘Tú tienes un estilo y lo podemos adaptar a las tendencias que hay en este momento. No a todos con su estilo le van las tendencias que hay en este momento en la calle, el profesional tiene que encontrar el equilibrio con la cliente para saber qué, dentro de las tendencias actuales se puede aplicar y qué no, tomando en cuenta su tipo de cabello, su tipo de cara, el estilo de vida que lleva. Allí entra el profesionalismo de quien tienes tras la silla'.

CABELLO SANO Y PECADOS 'CAPILARES'

Independientemente de las tendencias que van y vienen, hay que trabajar teniendo como prioridad el cuidado del cabello. ‘Somos médicos del cabello, no hacemos nada que perjudique al cabello, si un cliente me pide algo que no se le puede hacer, no lo hacemos, aunque se moleste. Vivo desde hace muchos años del cabello y el cabello para mi es sagrado', declara Contreras y con ella coincide Romo. ‘En la belleza del cabello es donde tienes como resultado a una cliente satisfecha', dice sin dudar.

‘Un cabello bonito es 'lo más' en una mujer ,no importa que lo tenga largo, corto o medio, o que sea morena, castaña, rubia o pelirroja. Un cabello sano es una tarjeta de presentación en la mujer.

Según los estilistas los principales ‘pecados' capilares de las panameñas son el abuso de la plancha, los relajantes y las queratinas, además del uso de peróxido de 50 y hasta 60 volúmenes. ‘Eso destroza el cabello y lo vemos a menudo', sostiene Contreras.

Por ello, el personal que atiende una sala de belleza debe comprender los porqué de cada proceso y no hacer un trabajo mecánico. También debe estar a al vanguardia en tratamientos capilares.

A cada persona hay que darle lo que necesita. ‘Si te corto el cabello y no vas a tener tiempo de regresar entonces haré algo que puedas manejar tú, pero si te gusta arreglarte cada semana sé que puedo hacer algo más llamativo o complejo porque lo vas a poder mantener', dice Contreras.

Hay que entrar en la psicología del cliente para ofrecerle la opción más adecuada. ‘Nosotros asesoramos el cliente, pero el cliente decide', concluyen.