Temas Especiales

31 de Oct de 2020

Cultura

OPS recomienda no transportar a niños en motocicletas

De acuerdo con la asesora de la OPS, llevar a niños en motocicletas es peligroso por la fragilidad de sus cuerpos

OPS recomienda no transportar a niños en motocicletas 
En Panamá se pueden ver hasta dos niños en una motocicleta

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió este lunes que transportar en motocicleta a menores de edad es un peligro por la fragilidad de sus cuerpos y la del vehículo en caso de accidentes, por lo que solicitó acabar con esta práctica.

"Aún vivimos en una cultura en la que los niños se desplazan en cualquier forma. Recomendamos a los adultos evitar que los transporten en motocicletas", exhortó la asesora de Seguridad Vial de la OPS y la Organización Mundial de Salud (OMS), Eugenia Silveira.

En la región latinoamericana hay una elevada tasa de accidentes que se dan con ese medio de transporte, indicó durante su participación en la II Jornada de Seguridad Vial, organizada por la Cámara de Comercio e Industrias en Panamá.

"Más de 50 % de las muertes de tránsito están relacionadas a motocicletas en República Dominicana y Paraguay; mientras que en Brasil aumentaron las lesiones por viajar en motos, superando la mortalidad de atropellos a peatones", aseguró.

De acuerdo con datos de la OPS/OMS, en 2013 se dieron 154.000 muertes en la región causadas por lesiones en accidentes de tránsito. Latinoamérica tiene en este renglón una tasa de 15,9 muertes por cada 100.000 habitantes, frente a la más baja del mundo, la de Europa, que es de 9,3 por cada 100.000 habitantes, de acuerdo con Naciones Unidas.

La representante insistió que las personas deben usar protección, como cascos para los usuarios de motocicletas y bicicletas, el cinturón de seguridad para todos los pasajeros que van en automóvil y sistemas de retención infantil en los autos, de acuerdo a la edad de los niños.

Agregó que la OPS/OMS recomienda a la población reducir la velocidad y no manejar bajo los efectos del alcohol, pero también pide a las autoridades que en las áreas urbanas se tenga un límite de 50 kilómetros por hora, porque está demostrado que así se disminuye la gravedad de los choques, comentó.

Las alcaldías y gobiernos tienen que invertir en recurso humano y equipamiento suficiente para realizar el control de los factores de riesgo. Ciudades como Bogotá, en Colombia, Curitiba y Sao Paulo, en Brasil, y Lima, en Perú, son ejemplos positivos de lugares con políticas de movilidad más segura, precisó la experta brasileña.

A pesar de los elevados indicadores, en la actualidad existe un cambio en la mentalidad de los latinoamericanos respecto a la seguridad vial, porque tienen más respeto a los peatones, ciclistas y conductores de autos.

"Debemos salir de una cultura individualista en la que yo conduzco a la velocidad que quiero y no me importa lo que pase, para una cultura en la que voy a proteger a mis conciudadanos", opinó Silveira.