Temas Especiales

28 de Jun de 2022

Cultura

Chiricano se lleva premio nacional de literatura infantil

El Hersilia Ramos de Argote es el primer galardón nacional de las letras que recibe el escritor Bladimir Víquez

‘Eres como una flor, acariciada por el rocío, excitada por el viento frío y acurrucada por mi amor'. Así recuerda uno de sus primeros versos de la niñez el chiricano Bladimir Víquez, cuyo poemario En el jardín fue seleccionado en días pasados como el ganador del Premio Nacional de Literatura Infantil ‘Hersilia Ramos de Argote' 2016 de la Universidad Tecnológica de Panamá.

La parte mayoritaria del jurado, compuesta por la poetisa Consuelo Tomás y el poeta Genaro Villalaz, consideraron que el autor ‘construye un universo imaginativo, delicado y poderoso a la vez, a partir de la figura de un jardín'.

La tercera integrante del jurado, Gloria Melania Rodríguez, reconocida escritora de literatura infantil, estimó que los participantes debieron trabajar más los textos tanto en estilo como contenido y que el premio debió declararse desierto.

El galardón que celebra la lectura, la poesía y la vida de la poetisa salinera Hersilia Ramos de Argote, consiste en B/.1000.00, un certificado de honor y la publicación del trabajo ganador. La ceremonia de premiación se llevará a cabo el 22 de noviembre próximo.

CARRERA DE ESCRITOR

Cuando era pequeño, Víquez soñaba con estudiar para ser escritor. Al comprender que esto no era una carrera, se formó académicamente en lenguas y literatura, con una especialidad en filología hispánica y la enseñanza del francés.

Para el profesor de la Universidad Autónoma de Chiriquí, el Hersilia Ramos de Argote es su primer premio nacional. Y aunque En el jardín no es su primer poemario —en 2014 publica Ecos —, sí es una de sus primeras incursiones en la literatura infantil, particularmente desde la poesía.

Además de otros poemarios inéditos y cuentos para adultos, Víquez se encuentra trabajando un proyecto de novela y ha colaborado en publicaciones académicas.

‘ALGUNOS DICEN QUE HAY QUE BAJAR AL LENGUAJE DE LOS NIÑOS, PERO HE ESCUCHADO DECIR LO CONTRARIO: QUE ‘HAY QUE ELEVARSE AL LENGUAJE DE LOS NIÑOS', Y YO ESTOY DE ACUERDO CON ESO'

BLADIMIR VÍQUEZ

ESCRITOR

Recientemente, junto con Dimas Lidio Pitty y otros investigadores realizó una obra lexicográfica que rescata palabras y frases empleadas por los campesinos, y que actualmente se encuentran en riesgo de desaparecer .

LITERATURA INFANTIL

El Hersilia Ramos de Argote, que en 2015 ganó Lil María Herrera con su libro de cuentos La Mantis Malabarista y su mundo malabarilloso , en esta ocasión convocó al género de poesía con tema libre pero ‘considerado el universo de los niños y el lenguaje actual'.

Fueron nueve los escritores que ofrecieron sus letras en un tipo de literatura menos explorado para edades tempranas. Para Víquez esto radica en que escribir para niños no es tarea sencilla, pues se trata de un lenguaje puro que los adultos ya han perdido.

‘Algunos dicen que hay que bajar al lenguaje de los niños, pero he escuchado decir lo contrario: que ‘hay que elevarse al lenguaje de los niños' y yo estoy de acuerdo con eso', expresa.

Por otro lado, admite que la poesía es complicada. ‘Al hablar de poesía la gente dice ‘qué aburrido'. Esta es una situación que incluso experimenta en su propio hogar. ‘Mis hijos tienen mucha literatura de cuentos, pero no les gusta mucho la poesía'.

Para el escritor se debe a que el género ofrece un lenguaje que se debe descodificar, mientras que en el cuento el narrador agarra al lector de la mano y lo lleva por un camino. ‘En la poesía te sueltan y te dicen: ‘toma el camino que desees'. Y eso siempre va a depender del estado de ánimo del lector'.

EN EL JARDÍN

Los versos de la obra ganadora se inspiraron en la vida que habita su ‘Jardín de piedra', una propiedad que posee en las tierras altas de su provincia.

‘Era un juego; me divertí mucho viendo a una mariquita que conversa con una rosa o una araña que empieza a tejer sus hilos y se encuentra con un grillo', detalla, agregando que en sus versos entrelazó las artes con los animales. ‘De repente uno se encuentra con un caballo que toca un tambor o un escarabajo tocando la trompeta', dice.

En cuanto al fallo dividido del jurado, plantea que la literatura es un tema de gustos y que quienes evaluaron los trabajos fueron adultos. ‘Ahora hay que someterlo al escrutinio de los niños para ver si pasa la prueba', concluye.