La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Cultura

La exposición más contemporánea del verano

Hay que perderle el miedo a este arte, dice Luz Bonadies, directora del MAC. En la sala, ocho artistas retratan Panamá gracias a LARA2017

Slaying the dragon del artista colonense José Braithwaite

Los paisajes, la política y la etnografía de Panamá han sido plasmados por ocho artistas latinoamericanos. Los resultados reposan en el Museo de Arte Contemporáneo (MAC) Panamá. Es una colectiva provocadora, que desafía los espejos del arte en los que el país se ha reflejado antes.

Cada año el Proyecto LARA (Latin American Roaming Art) nombra a un curador y reúne un grupo de artistas para que trabajen en torno a una ciudad. Para la quinta edición se ha escogido la Zona del Canal. El curador, Gerardo Mosquera. Y los artistas seleccionados compartieron una residencia por nueve días para producir una obra basada en su experiencia con el entorno.

‘No hay un solo cuadro colgado en la pared', dice la directora del MAC, Luz Bonadies. ‘Es interesante que se puedan contar las historias de Panamá usando nuevas técnicas', añade.

Las obras son, más bien, instalaciones, técnicas mixtas, videos e intervenciones de elementos de arte no tradicionales. Es la muestra ‘más contemporánea' que acoge este museo. Una exhibición que estará abierta al público durante el verano, hasta el 21 de enero de 2018.

Según un documento sobre la colectiva, José Braithwaite fue más allá del trabajo fotográfico por el que se dio a conocer. Realizó obras escultóricas y pictóricas que procuran expresar una espiritualidad personal usando materiales de la casa en Río Abajo de su abuela fallecida, que el artista desmanteló con tal fin.

Eric Fajardo trabajó una especie de enfoque artístico arqueológico y antropológico con temas de la vida urbana en la ciudad de Panamá y el desplazamiento de los buhoneros en el barrio de Calidonia, según el mismo documento.

‘Por su razón de ser, en que el discurso es más importante que el soporte, pienso que el arte contemporáneo es muy poco valorado', comenta la directora del MAC. En ese contexto, el museo ha desarrollado programas interactivos para niños y jóvenes, que incluyen muestras audiovisuales y conciertos, para acercar las obras a todo el público.

En esta misma exposición, la cubana Glenda León sintetizó el simbolismo del corte de América que significó el Canal de Panamá utilizando el vidrio de un reloj de arena vacío, con dos bolsas de arena del ‘paleosuelo centroamericano' y de ‘South America', bajo el título ‘Tiempo de las Américas'.

Una reacción frente al contraste panameño entre naturaleza y medio artificial hizo eco a través de la obra de la guatemalteca Andrea Mármol, quien representó una ‘ficción de selva' en un cubo, ‘que expresa además su imposibilidad de poder compenetrarse en tan corto tiempo con el complejo contexto del país'.

No faltó una ‘sátira grotesca' sobre la United Fruit Company en Panamá, de las manos de Rachelle Mozman (Estados Unidos). También se hizo presente la creación con materiales de desecho por parte del hondureño Adán Vallecillo, quien dibujó en papeles de filtros de maquinaria pesada usados en la ampliación del Canal.

La exposición incluye la obra de Katherine Fiedler (Perú), que potencia la imagen en movimiento, inspirada también en los contrastes del istmo; y Frances Gallardo (Puerto Rico) y su instalación con la morfología de los líquenes. A ellos, se sumó la participación de dos artistas que estuvieron en la edición 2016 de LARA: María José Arjona (Colombia) y Manuela Ribadeneira (Ecuador).

Arjona presentó tres puntos de oro en una urna, que representan un tatuaje en carbón que posee en el brazo, hecho por la última tatuadora de la región Kalinga en Buscalan, a quien conoció durante su residencia en Filipinas, mientras que Ribadeneira presentó un dibujo mural realizado quitando capas de la pared que referencia los patrones de sonido que generan los volcanes cuando están a punto de hacer erupción.

‘Pienso que como sociedad podemos dar un paso para ir más allá de la forma y entrar en los conceptos' que tratan esta colectiva, concluye Bonadies. ‘Son obras con las que te identificas si cruzas la primera barrera del miedo'.

‘Es interesante que se puedan contar las historias de Panamá usando nuevas técnicas',

LUZ BONADIES

DIRECTORA DEL MAC PANAMÁ